Ayuda a Guatemala

En el departamento de San Marcos, al Suroeste de Guatemala (muy cerca de México), el 73% de la población vive en situación de pobreza extrema y los niños son quienes más sufren las consecuencias. La mayoría de las familias en los dos programas de desarrollo en los que trabajamos (ADRIM y Nuevo Progreso) viven de la agricultura de subsistencia o trabajan como jornaleros.

Gracias a ti los niños pueden tener un futuro mejor.

Esta situación les hace depender del clima y no siempre consiguen recolectar lo suficiente para alimentar a sus hijos. Por eso, muchas familias tienen que migrar una vez al año para trabajar en las grandes fincas cafetaleras del sur del país. Esta situación deja a muchos niños desprotegidos y especialmente vulnerables.

Los niños de Guatemala necesitan tu ayuda.