Aman recupera su infancia en Myanmar

Aman recupera su infancia en Myanmar

Mohammed Aman es un niño de 8 años de Myanmar que ha sufrido una difícil situación en su vida tras perder a su padre. Gracias a los Espacios Seguros para Niños, consiguió recuperar su infancia y poco a poco le hizo sentirse seguro y obtener conocimientos nuevos.

Aman era muy pequeño cuando perdió la figura de su padre ya que sin motivo alguno fue llevado a prisión en Myanmar. “Mi marido tenía una educación formal y había estudiado hasta quinto curso, pero de repente le secuestraron y le llevaron a prisión.” decía Noor Nahar, la madre de Aman muy preocupada. La pérdida del padre fue un impacto muy fuerte para toda la familia en especial para Aman y su hermano Yaser quienes trataban de seguir los pasos de su padre, yendo a un colegio religioso y obteniendo una buena educación.

Cuando recuerda su antigua vida, Aman piensa en una casa en Burma grande y de madera. Por las mañanas iba al colegio donde aprendía el idioma birmano y mucha literatura. Por las tardes pasaba su tiempo en instituciones religiosas y le gustaba estudiar árabe y después de su largo día de aprendizaje, jugaba con sus amigos.

Todo esto acabó, cuando su casa fue incendiada y tuvieron que huir dejando atrás su ropa y todas sus pertenencias. Esto sin duda, fue un gran impacto para los dos niños, pero también para su madre quien tuvo que mantener la calma y cuidar de sus hijos lo mejor posible, quienes estaban muy asustados. Aman estaba especialmente inseguro, no quería salir de casa y hasta que World Vision no abrió uno de los Espacios Seguros para Niños, simplemente iba a las instituciones religiosas y después se volvía de vuelta a su casa.

Gracias a Espacios Seguros para Niños la vida de Aman ha dado un cambio radical. Ahora, en lugar de irse a casa por las tardes, pasa su tiempo ahí y está más relajado. Ahí, se relaciona con otros niños, aprende y felizmente sigue los pasos de su padre.

World vision ha tenido muchas intervenciones en este tipo de casos entre ellas, 5437 personas se han beneficiado de protección infantil y 2307 niños van a lugares donde pueden jugar y disfrutar con otros niños, además de haber 9 Espacios Seguros para Niños.

Son estas intervenciones las que han cambiado la vida de muchos niños, entre ellos la de Aman, quien gracias a World Vison ha conseguido seguir con su educación y poco a poco volver a la vida que tenía antes.