Hilos y botones, no pistolas y balas

Atalia*, una ex niña soldado de 16 años de Sudán del Sur, dice: "Hazlo lo mejor que puedas y aprende un oficio para ayudarte a ganar más dinero en el futuro y poder ayudar a los demás", dirigiéndose a un grupo de niños y jóvenes en su comunidad.

Atalia tiene muchas faldas y vestidos muy bien confeccionados para mostrar su habilidad con la máquina de coser, pero no siempre fue una gran costurera. En 2014, Atalia fue secuestrada y reclutada por un grupo armado en el sur de Sudán. Fue violada por el comandante del grupo, quedándose embarazada y dio a luz a una niña. El secuestro terminó después de tres años cuando Atalia y otros trescientos niños fueron liberados a través del Programa Nacional de Desarme, Desmovilización y Reintegración de Sudán del Sur.

Atalia regresó a casa con su bebé de tres años, fue en ese momento en el que se enteró de que su propia madre había muerto en el parto de su último hijo poco después de que Atalia fue tomada. Ahora viven con su tía. Con el apoyo de World Vision, UNICEF y socios gubernamentales, Atalia ha ido a la escuela vocacional y ahora puede obtener ingresos de la costura y la reparación de la ropa.

Atalia prefiere trabajar con hilos y botones, en lugar de armas y balas.

La trabajadora social de World Vision, Poni, quien está a cargo de su caso, se aseguró de que Atalia recibiera un colchón para dormir y comida para tres meses. También se aseguró de que acudiera a su examen médico proporcionado por Médicos Sin Fronteras (MSF).

"Ella es una buena chica y, si pasa algo, ahora quiere compartir sus preocupaciones conmigo", dice Poni. Atalia usa la bicicleta que World Vision le dio para desplazarse entre su hogar y la escuela vocacional. Se graduó del centro de capacitación vocacional en 2019 y quiere continuar su educación formal en la escuela secundaria.

La reintegración de Atalia a su comunidad ha sido apoyada por el Proyecto de Niños en Emergencia de Sudán del Sur de Visión Mundial en asociación con UNICEF. 

* Se cambió el nombre para proteger su identidad.