Imagina que tienes 5 años otra vez... ¡vamos a jugar!

Imagina que tienes 5 años otra vez... ¡vamos a jugar!

Todos los padres comprenden la importancia de brindar a sus hijos un espacio seguro, un lugar que fomente el juego, la curiosidad y la expresión. Es por eso que Ismail inscribió a su hija de 5 años, Rawan, en un Espacio Seguro para Niños en el campamento de refugiados Bab Al Noor.

"Solía ver a los niños salir de este espacio tan felices que decidí ir a registrar a mi hija en este programay darle la oportunidad", nos cuenta Ismail.
Ismail habla de uno de nuestros Centros Seguros para niños que hemos puesto en marcha para apoyar a los niños refugiados afectados por la crisis siria. Ahora estos niños tienen un escape frente a los terrores a los que han estado expuestos como resultado del conflicto. En estos Espacios Seguros para Niños tienen la oportunidad de recibir apoyo psicosocial, educación no formal y jugar. Aquí pueden ser niños otra vez aquí y ese es el mejor regalo que podemos darles.
Los padres de Rawan describen la enorme diferencia que ven en su hija desde su inscripción en el Espacio Seguro para Niños. Su madre habla de la emoción de su hija al despertarse cada mañana; ¡ella está más contenta que cuando iba a la escuela! Cuando le preguntaron a Rawan qué quiere ser de mayor, ella respondió: "Quiero ser como la señorita Mervat (una de las personas que trabaja en el Centro)".
Son historias como esta, de Rawan y su familia, las que reflejan la importancia de proporcionar centros como estos para niños que viven en situaciones de emergencia. Hasta la fecha, los Centros Seguros para Niños han apoyado a más de 1.000 niños refugiados sirios en el campamento de Bab Al Noor. Todos estos niños han pasado por cosas que los niños nunca deberían tener que pasar. Pero en estos Espacios Seguros, pueden volver a ser felices.
 
Gracias por darles a estos niños un lugar para volver a ser un niño.