Niña con hiyab mira hacia un alto ramo de flores en un jarrón, de fondo una pared amarilla en Afganistán

Pongamos fin al matrimonio infantil

¿Qué hacemos para acabar con el matrimonio forzado?

Los niños están siendo explotados

La triste realidad es que para cuando termines de leer, otra niña se habrá visto obligado a casarse.

El matrimonio infantil afecta principalmente a las niñas en todo el mundo. Las despoja de su libertad, de su derecho a la educación y pone en peligro sus vidas. No hay una sola causa del matrimonio infantil, por lo que se necesita mucho trabajo para erradicarlo. Ocurre en todas las religiones, culturas y países y puede ser causado por la pobreza, la falta de acceso a la educación y las normas culturales, sociales y de género.

De los 25 países con las tasas más altas de matrimonio infantil, casi todos se ven afectados por desastres naturales, fragilidad o conflictos. Durante 70 años, en World Vision hemos estado trabajando en estos países para acabar con el matrimonio infantil. Abordamos las causas fundamentales como la pobreza familiar y trabajamos con las familias y las comunidades para ayudarlas a comprender el valor de la vida de una niña y los terribles efectos que puede tener el matrimonio temprano en la vida de una persona tan joven.

Cómo abordamos el matrimonio infantil

Cambia su mundo y ella podría cambiar el mundo.

Apoya a World Vision para abordar las causas fundamentales del matrimonio infantil y mantener a las niñas en la escuela.

Niñas forzadas al matrimonio: cómo la desigualdad de género afecta al matrimonio infantil

Aunque también afecta a los niños, el matrimonio forzado generalmente involucra a una niña y un hombre mayor. Las niñas pueden ser obligadas a contraer matrimonio debido a la pobreza o para su propia protección, percibida así en situaciones como desastres naturales o guerras. También pueden ser vistas como no iguales a los niños en su sociedad, o incluso a veces ser vistas como una carga financiera.

Para muchas niñas, casarse parece ser la única forma de sobrevivir, pero las consecuencias del matrimonio infantil pueden ser nefastas y de gran alcance:

Conoce la inspiradora historia de Janet

Protege a las niñas y niños como Janet y Karime hoy. Empodérales para mañana.

Apoya el trabajo de World Vision para empoderar a las niñas para que tengan un futuro.

Juntos podemos acabar con el matrimonio infantil

Más sobre el matrimonio infantil y nuestro trabajo para erradicarlo

  • El matrimonio infantil es una violación de los derechos humanos, por la cual una o ambas personas son menores de 18 años cuando se casan. A menudo se le llama matrimonio forzado porque los niños no pueden dar un consentimiento válido para casarse. Por lo general, el matrimonio forzado involucra a una niña y un hombre mayor, sin embargo, también afecta a los niños.

    El Consejo de Derechos Humanos de la ONU agregó el matrimonio infantil a su agenda de acción en 2013, declarándolo una barrera para el desarrollo. Uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU es que todos los países pongan fin al matrimonio infantil para 2030. World Vision está trabajando con comunidades de todo el mundo para ayudar a acabar con el matrimonio infantil lo antes posible.

  • El matrimonio infantil puede causar graves problemas de salud física y emocional: daña la educación y el desarrollo del niño y hace que continúe el ciclo de pobreza. Los niños que se ven obligados a contraer matrimonio se enfrentan al aislamiento de sus amigos y familiares en una etapa crítica de sus vidas. Las niñas que ni siquiera han cumplido los 18 años se ven obligadas a asumir el papel de una mujer adulta: dar a luz, mantener un hogar y criar a un hijo cuando ellas mismas aún son niñas. A una niña-novia su futuro se le es impuesto y tiene que sacrificar cualquier sueño de educación, carrera o de elegir a su pareja.


    Otros impactos incluyen:
    Pérdida de educación y oportunidades: la mayoría de las niñas casadas no asisten a la escuela, ya que se espera que se concentren en las responsabilidades domésticas o críen a sus hijos. Esto las deja sin educación, con oportunidades de trabajo limitadas y sin posibilidad de independizarse financieramente, lo que significa que permanecen en el ciclo de la pobreza.


    Salud física y mental: debido a que muchas de las niñas que se casan son muy jóvenes, sus cuerpos aún no están listos para el embarazo y el parto, lo que a menudo conduce a complicaciones de salud tanto para la madre como para el bebé. Con poco acceso a la atención médica en muchas comunidades remotas y afectadas por la pobreza, el embarazo o el parto pueden incluso ser fatales.


    Pobreza: en muchos casos, las normas sociales y culturales significan que las niñas ya son menos capaces de salir de la pobreza, y cuando se ven obligadas a convertirse en esposas y madres, sus posibilidades se vuelven casi inexistentes, dado que generalmente se ven excluidas de la educación y su oportunidad de salir del ciclo de la pobreza.

  • Hay muchas causas que pueden llevar al matrimonio infantil, y un concepto erróneo común sobre el matrimonio infantil es que siempre son padres despreocupados, abusivos u hombres mayores los que están forzando la situación. Sin embargo, en muchas comunidades, es simplemente una falta de comprensión y educación entre las familias en situación de pobreza, y diferentes puntos de vista sobre las edades de la edad adulta y el valor de las mujeres además de ser esposas y madres. En otros casos, las personas pueden sentir que el matrimonio es su única opción.

    Algunos de los factores incluyen:

    Desigualdad de género: como se detalla anteriormente, lamentablemente en muchos países las mujeres y las niñas todavía no se consideran iguales a los hombres y los niños. Esto está influido por muchos factores: leyes obsoletas, normas culturales, tradición y falta de educación son solo algunos.

    Falta de conciencia: las comunidades a menudo tienen fuertes conceptos erróneos sobre el valor de la educación para niñas y niños, y los riesgos y consecuencias del matrimonio precoz. Cuando a los adultos y a los niños de una comunidad se les enseña sobre los peligros del matrimonio precoz y la importancia de continuar su educación, es mucho más probable que prevengan y se opongan al matrimonio de menores.

    Pobreza: aunque ocurre en todo el mundo, el matrimonio infantil está más estrechamente relacionado con bajos niveles de desarrollo económico. De hecho, las niñas-novia provienen mayoritariamente de las naciones más empobrecidas del mundo. Para los padres que viven en la pobreza extrema o con varias bocas que alimentar, el matrimonio puede verse como una forma, o en ocasiones la única, de aliviar algunas de sus presiones financieras.

    Algunas comunidades requieren que la familia de la novia pague una dote al novio, y la novia más joven puede significar un coste menor para la familia de la niña. En las culturas en las que el novio paga el precio de la novia a los padres de la novia, una novia más joven puede considerarse más valiosa para generar más dinero para la familia.

    Desastres naturales o conflictos: cuando ocurre un desastre en países vulnerables, los niños a menudo se quedan trágicamente sin padres que los apoyen y protejan, y sin familia que los cuide. Para muchas niñas, casarse parece ser la única forma de sobrevivir: tener comida y refugio, o cuando una niña se ha visto obligada a huir de su hogar, se podría considerar que un esposo puede darle protección contra agresiones.

    Leyes inadecuadas o ineficaces: las leyes sobre la edad en la que una persona puede dar legalmente su consentimiento para casarse varían de un país a otro. Incluso en países donde la edad legal de consentimiento para contraer matrimonio es de 18 años, si la práctica del matrimonio infantil está profundamente arraigada en la cultura, las leyes rara vez se aplican y se hacen muchas excepciones. Por ejemplo, a los niños se les puede permitir casarse siempre que exista el consentimiento de los padres. En Bangladesh, por ejemplo, es ilegal casarse antes de los 18 años, sin embargo, todavía tienen el segundo nivel más alto de matrimonio infantil de cualquier país del mundo, con cuatro millones de niñas-novia.

  • El matrimonio infantil ocurre en todo el mundo, más comúnmente en países en vías de desarrollo, pero no exclusivamente. Ocurre en una amplia gama de culturas, etnias y religiones. Se puede encontrar en casi todas las regiones del mundo, desde África hasta Oriente Medio o desde Asia hasta Europa y América.

    Según el informe Estado Mundial de la Infancia, realizado por UNICEF en 2017, los países con las tasas más altas de matrimonio infantil menores de 18 años (contados entre las mujeres que ahora tienen entre 20 y 24 años) son:

    Níger * - 76%

    República Centroafricana * - 68%

    Chad * - 67%

    Bangladesh * - 59%

    Malí * - 52%

    Sudán del Sur * - 52%

    Burkina Faso - 52%

    Guinea - 51%

    Mozambique * - 48%

    India * - 47%

    * Países donde World Vision trabaja con comunidades para ayudar a los niños más vulnerables.

    El 40% de las niñas forzadas al matrimonio del mundo se encuentran en el sur de Asia. Esto se debe principalmente a la gran población de la región y al hecho de que el matrimonio infantil ha sido común aquí durante mucho tiempo. Sin embargo, la India ha avanzado rápidamente hacia la eliminación del matrimonio infantil, especialmente para las niñas menores de 15 años.

    En África subsahariana, el progreso es mucho más lento y es otra región preocupante. La mayor población de África significa que más niños estarán en riesgo de matrimonio infantil.