Niña en Bangladesh cose en una habitación y gira su cabeza hacia la cámara

Poner fin al trabajo infantil

Cómo trabaja World Vision para detener la esclavitud y el trabajo infantil

Los niños están siendo abusados

El trabajo infantil es un trabajo peligroso, a menudo de explotación, que excede las horas razonables e interfiere con la educación del niño. Priva a los niños y niñas de su infancia, su potencial y su dignidad.

Las peores formas incluyen la esclavitud, la trata, la explotación sexual y el trabajo peligroso que pone a los niños en riesgo de muerte, lesiones o enfermedades.

World Vision centra a los niños en el trabajo de protección laboral: empoderando a los niños y niñas para que conozcan sus derechos, ayudándolos a ellos y a sus familias a obtener mejores trabajos, formación profesional o educación. También trabajamos con los padres y las comunidades para asegurarnos de que el futuro de los niños no sea robado por la explotación laboral.

Otro factor importante en la protección del trabajo infantil es el apoyo, aquí es donde tu voz es particularmente poderosa. Exigimos que los sistemas de justicia y aplicación de la ley investiguen y procesen a quienes explotan a los niños, y presionamos y apoyamos a las organizaciones del sector privado para que fortalezcan sus cadenas de suministro para que dejen de utilizar el trabajo infantil.

Cómo abordamos el trabajo infantil:

Poner fin al trabajo infantil hoy, ayudar a un niño o niña de por vida.

Se estima que los niños que tienen que trabajar en lugar de ir a la escuela aumentan su probabilidad de ser pobres en su vida posterior hasta en un 30%.

Apoya a World Vision para abordar las causas profundas de la pobreza y mantener a los niños y niñas en la escuela y fuera de los trabajos potencialmente peligrosos.

La magnitud del problema del trabajo infantil

La esclavitud y el trabajo infantil no son problemas menores. 152 millones de niños y niñas en todo el mundo son víctimas del trabajo infantil y desastres como la COVID-19 solo empeoran el problema. En Asia, hasta 8 millones de niños trabajan, mendigan o se casan porque la pandemia les ha quitado el trabajo a sus padres, y tienen que recurrir a utilizar a sus hijos para ganar dinero para sobrevivir o saldar deudas.

Con tu apoyo, trabajamos para ayudar a las familias a romper este ciclo de pobreza. Abogamos por los derechos de los niños y niñas, apoyamos a las familias económicamente y nos aseguramos de que los niños permanezcan en la educación, abordando las raíces del problema.

Protege a los niños como Divine hoy. Empodéralos para el mañana.

Apoya el trabajo de World Vision para ayudar a niños y niñas en los lugares más conflictivos del mundo.

Juntos podemos acabar con el trabajo infantil

Descubre más sobre nuestro trabajo para acabar con el trabajo infantil

  • En todo el mundo, los niños están siendo explotados mediante el trabajo infantil. Este trabajo es mental y físicamente peligroso, y en el mejor de los casos, tiene consecuencias negativas para su escolarización y desarrollo a largo plazo. En el peor de los casos, incluye la esclavitud, la trata, la explotación sexual y el trabajo peligroso que pone a los niños en riesgo de muerte, lesiones o enfermedades.

    Solo cuando los niños tienen la edad adecuada para la tarea, reciben un salario adecuado y trabajan en entornos seguros, pueden considerarse "participantes dispuestos en el trabajo".

    Estos niños no pueden equilibrar el trabajo con la escuela y el juego para que puedan experimentar una verdadera plenitud de vida y desarrollar las habilidades necesarias para hacer la transición a la edad adulta.

    Los niños trabajadores a menudo se ven privados de estos derechos y oportunidades y trabajan en circunstancias injustas que obstaculizan su desarrollo en lugar de estimularlo. Esta es la explotación que tratamos de abordar.

  • Durante conflictos o desastres naturales, las familias pueden tener que huir de sus hogares y, en circunstancias extremas, recurrir a utilizar a sus hijos como una forma de ganar dinero para sobrevivir. Si las familias son extremadamente pobres o experimentan la pérdida inesperada del sustento principal de la familia, se puede recurrir a los niños para que ayuden a mantener a la familia.

    Cuando las familias no pueden romper este ciclo de pobreza, es posible que las niñas y los niños no reciban ninguna educación o se vean obligados a abandonar la escuela. El trabajo puede verse como un mejor uso de su tiempo, o como la única forma de ayudar a sus familias a proporcionar alimentos o pagar sus deudas.

    Los niños trabajadores son particularmente vulnerables al abuso y sus familias a menudo se ven atrapadas en un ciclo de pobreza. Los niños pueden verse obligados a trabajar bajo amenaza de violencia o muerte, o pueden enfermar y lesionarse.

  • El trabajo infantil es destructivo y peligroso para la salud: se estima que los niños que tienen que trabajar en lugar de ir a la escuela aumentan su probabilidad de ser pobres en la edad adulta hasta en un 30%. Los niños también pueden verse obligados a trabajar en condiciones peligrosas, lo que afecta tanto su bienestar físico como mental.

    Dichos trabajos incluyen:

    Minería: con un riesgo constante de lesiones graves o muerte, la minería es extremadamente peligrosa. Muchos lo ven como uno de los trabajos más peligrosos del mundo. Cada día los niños arriesgan su vida sin otra opción.

    Trabajar en fábricas: expuestos a un entorno de fábricas sin normas de salud y seguridad, los niños se ven obligados a trabajar en atmósferas insalubres con aire tóxico, maquinaria pesada y productos químicos peligrosos.

    Comercio ilegal: el uso de niños para vender productos ilegales en las calles, incluidos drogas y otros productos relacionadas con bandas, los expone a situaciones que no deberían ver o conocer a una edad tan joven y crucial.

  • Todo trabajo infantil viola los derechos de los niños: ya que no tienen voz y su oportunidad de un futuro brillante se desvanece. Sin embargo, en sus peores formas, el trabajo infantil puede implicar que los niños sean esclavizados, expuestos a circunstancias peligrosas y, a veces, separados de sus familias.

    Estos pueden incluir:

    Esclavitud infantil: en la actualidad, se estima que 5 millones de niños están atrapados en la esclavitud moderna en todo el mundo, incluida España. La esclavitud infantil ocurre cuando un niño es explotado, poseído o coaccionado para que proporcione trabajo en beneficio de otra persona. Los niños se mantienen en contra de su voluntad y no pueden irse.

    Trata de niños: cuando los niños son manipulados u obligados a dejar sus hogares y son reubicados o transportados a una vida de explotación, obligados a trabajar o vendidos, eso es trata de niños. Los niños que se encuentran en estas circunstancias con frecuencia están sujetos a abuso sexual y emocional.

    Servidumbre por deudas: se refiere al intercambio de hijos para ayudar a pagar las deudas pendientes. Las familias que viven en la pobreza extrema pueden recurrir a esta acción desesperada y su hijo se ve obligado a trabajar para ayudar a saldar la deuda.

  • El trabajo infantil ocurre en todo el mundo, pero algunas prácticas son más comunes en ciertos lugares.

    La minería es particularmente común en partes de África, Asia y América del Sur, donde los niños trabajan largas horas en minas de oro, sin agua potable.

    El trabajo infantil en las fábricas se ve típicamente en países como Bangladesh y Camboya, donde se obliga a los niños a trabajar en fábricas de ropa, produciendo prendas.

    Otros casos ocurren en la industria tabacalera, donde las empresas se han asociado con el uso de mano de obra en países como Argentina, Brasil, China, India, Indonesia, Malawi, Estados Unidos y Zimbabwe.

    World Vision trabaja actualmente en Etiopía, República Democrática del Congo y República Centroafricana con niños atrapados en grupos armados, en prácticas agrícolas nocivas, explotación sexual y extracción de minerales.