Liberados 629 niños soldado involucrados en el conflicto armado de Sudán del Sur

Liberados 629 niños involucrados en el conflicto armado de Sudán del Sur

World Vision va a apoyar a los niños soldado liberados de grupos armados gracias a sus programas especializados. Además, las niñas que han experimentado violencia sexual o de género tendrán una atención especializada.

El primer grupo, de los 629 niños involucrados en el conflicto armado de Sudán del Sur, se dará a conocer hoy en Yambio. Los trabajadores de World Vision los recibirán para que estos niños y niñas sean reunificados con sus familias y reintegrados en sus comunidades. Se trata de niños y niñas que trabajaron directamente con grupos armados de diferentes maneras como la participación activa en el conflicto o el trabajo doméstico. Estamos particularmente preocupados por el número de niñas liberados que han experimentado violencia sexual o de género. Les ofreceremos el apoyo para que tengan una nueva esperanza y den sentido a su vida.

La violencia sexual está muy presente en este conflicto aunque se mantiene oculta debido al temor por las represalias y el estigma social:

  • Una de cada dos mujeres y niñas ha sufrido un incidente de violencia de género en los últimos dos meses.
  • El 52% de las niñas están casadas antes de los 18 años, una práctica que las saca de la escuela y les niega oportunidades para un futuro.
  • Las mujeres y niñas de Sudán del Sur tienen un poder de decisión extremadamente limitado, pocas oportunidades de liderazgo y no están representadas en las instituciones.    

Los trabajadores que forman parte del programa de reunificación y reintegración de World Vision, con el apoyo de UNICEF, ayudarán a los niños a recuperarse de la violencia que han presenciado o experimentado y se reincorporarán pacíficamente a la sociedad. Para las niñas y niños que no pueden reunirse con sus familias, World Vision brindará atención provisional. Los niños participarán en distintas formaciones profesionales, regresarán a la escuela o aprenderán los oficios locales para tener un medio de vida. Estas iniciativas ayudarán a los niños a tener la oportunidad de obtener un ingreso en el futuro y ayudarlos a salir del conflicto.



Víctor, de quince años, fue secuestrado en su camino a casa y obligado a trabajar para un grupo armado durante más de un año.

"Me dijeron que me acercara a la carretera y si oía el ruido de un automóvil ir corriendo a contarlo. Entonces los soldados venían, lo disparaban y lo quemaban. La gente del interior, a veces corrían y otras veces morían ", recuerda Víctor, uno de los chicos liberados hoy.

Según UNOCHA, más de 100.000 niños se han visto directamente afectados por el reclutamiento, abuso, explotación y otras violaciones graves durante el conflicto en Sudán del Sur que comenzó en 2013. Además, más de 2 millones de niños se han visto obligados a huir de sus hogares, como refugiados y desplazados internos, en los cuatro años de conflicto.

Los niños de Sudán del Sur ya han visto y experimentado una violencia inimaginable que está poniendo en peligro la próxima generación del país. Se debe romper el ciclo de la violencia. Se debe priorizar la paz en Sudán del Sur, la educación y la igualdad de género para ayudar a la generación futura a construir una nueva nación.