Por una infancia sin violencia

Mike

Reclutado para matar para un grupo armado a los 11 años.

Buyana

Obligada a prostituirse con 13 años.

Shadid

Con 9 años obligado a trabajar de noche en un vertedero.

Basma

A los 13 años fue obligada a casarse.

María

Víctima de maltrato físico y psicológico.

Rama

Perdió su casa y su hogar por culpa de la guerra.

En países en conflicto y regiones con índices de mortalidad infantil extremadamente altos, muchos niños además se enfrentan a diario a otros peligros como la ablación, los matrimonios tempranos, la explotación infantil que incluye desde violaciones hasta tráfico y prostitución, o el reclutamiento de niños soldados.

Estos niños son especialmente vulnerables y tienen más probabilidades de sufrir enfermedades y malnutrición debido a una higiene insuficiente, el acceso limitado a agua potable y la falta de alimentos nutritivos.

Desde World Vision luchamos contra la violencia infantil en todas las formas, físicas y psicológicas:

Gracias a ti podemos proteger a los niños más vulnerables ofreciéndoles apoyo y cuidados vitales.

Miles de niños sufren a diario la violencia infantil. Tu donación ayudará a proteger a niños de todo el mundo a huir del trabajo infantil, el tráfico sexual y otra formas de explotación.

 

Con 10€ al mes

Capacitación y sensibilización de una familia para reducir la violencia en el hogar contra los menores.

 

Con 16€ al mes

Formación profesional como costureras y un kit un de costura para las niñas víctimas de explotación sexual.

 

Con 18€ al mes

Educación no formal para un niño trabajador y un plato caliente al día para comer.

Tu puedes hacer que esto pare.

En World Vision trabajamos para proteger a los niños en los lugares más inestables del mundo luchando por una infancia sin violencia.

Colabora para que podamos conseguirlo

*Las donaciones serán destinadas a los programas de protección infantil que tiene World Vision en el mundo.

Este es Mike* y esta es su historia

*Nombre modificado para preservar la identidad del niño

Mike es uno de los 30.000 niños que han sido reclutados en ejércitos rebeldes en la República Democrática del Congo. Mike estaba en la escuela cuando los rebeldes llegaron y prometieron grandes salarios para poder escapar de la pobreza y la inseguridad en la que vivían. Por supuesto, una vez dentro del grupo rebelde, la vida no era como se les prometió.

Me llamo Mike y soy un niño ex-soldado. Cuando comenzó el conflicto en mi país fui reclutado en un grupo armado. Tenía 11 años de edad y estudiaba en la quinta clase de la escuela primaria, al igual que muchos otros niños de mi edad en mi pueblo.

No me gusta hablar de las atrocidades, porque estoy seguro de que todo el mundo sabe lo que hace este grupo a la población. En los grupos armados he cometido todo tipo de violencia y crímenes que se pueda imaginar.

Doy gracias a World Vision por aceptarme en este centro de recuperación para formarme en mecánica y estoy seguro de que este trabajo me ayudará en mi vida. Ahora siento como si aquí es donde mi vida pertenece. En el monte, la vida es dura, una vida de supervivencia, y no es bueno para los niños.

Aunque no hay cifras exactas, los últimos datos disponibles hablan de 300.000 niños soldado en casi 20 países implicados en conflictos armados. Niños pequeños que todavía no son ni adolescentes y que son reclutados por los grupos rebeldes para transportar municiones, alimentos y otros suministros antes de pasar a otras actividades más violentas. Actualmente más de 50 grupos armados de diferentes países utilizan a niños y niñas en sus actividades. Niños soldado, niños que nunca olvidarán lo que han visto.

Nuestro trabajo

  • Trabajamos con las familias y las comunidades de países en conflicto para prevenir que los menores sean reclutados en grupos armados ofreciendo a alternativas laborales y sociales. Al reforzar el entorno protector de un menor, le ayudamos a estar menos indefensos frente a estos reclutamientos. 
  • Apoyamos a niños ex-soldado para que tengan una oportunidad de insertarse en la sociedad. Proporcionamos apoyo psicosocial y formación profesional y favorecemos la reunificación familiar cuando es posible. Asimismo, ayudamos a los jóvenes en la reintegración dentro de sus comunidades.

Los niños soldados sufren el impacto del conflicto durante un largo periodo, por lo que necesitan el apoyo y protección de expertos mientras luchan por recuperarse física y psicológicamente de estas duras vivencias. Nuestra experiencia en Sierra Leona, Uganda, la República Democrática del Congo, Birmania y otros lugares nos ha demostrado que el proceso de reintegración de un niño soldado es posible, aunque complejo y prolongado.

Gracias a ti podemos proteger a los niños más vulnerables ofreciéndoles apoyo y cuidados vitales.

Miles de niños sufren a diario la violencia infantil. Tu donación ayudará a proteger a niños todos el mundo a huir del trabajo infantil, el tráfico sexual y otra formas de explotación.

 

Con 12€ al mes

Trabajamos con los niños y sus comunidades para prevenir que sean reclutados en grupos armados.

 

Con 25€ al mes

Proporcionamos apoyo psicosocial y formación profesional a niños exsoldado.

 

Con 50€ al mes

Favorecemos la reunificación familiar de los niños con sus familias y su reintegración en sus comunidades de origen.

Tu puedes hacer que esto pare.

En World Vision trabajamos para proteger a los niños en los lugares más inestables del mundo luchando por una infancia sin violencia.

Colabora para que podamos conseguirlo

*Las donaciones serán destinadas a los programas de protección infantil que tiene World Vision en el mundo.

Esta es Buyana* y esta es su historia

*Nombre modificado para preservar la identidad del niño

Parece que hablar de esclavitud es cosa del pasado, sin embargo, estamos hablando de 1,2 millones de niños que son privados de su libertad y de su infancia, para llevar a cabo trabajos en contra de su voluntad para sobrevivir o escapar de una situación familiar violenta y desesperada en la que se encuentran abandonados.

Era huérfana y mi vida se complicaba por momentos, así que decidí irme de casa de mi tía para vender cerveza en un burdel. Poco después, los hombres comenzaron a pagar para tener sexo conmigo. No ganaba mucho, así que me trasladé a la ciudad con tres amigas del mismo burdel para alquilar una casa y montar nuestro propio establecimiento. Yo era la mayor (13 años) y pronto reclutamos a otras niñas de mi pueblo.

Ser prostituta no es un trabajo sencillo y las niñas solo cobraban 1,5 o 1€ por cliente; no obstante, sus necesidades básicas de alimentación y alojamiento estaban cubiertas e incluso adquirían productos de belleza. Se organizaban para apoyar y protegerse entre ellas. A menudo, las niñas de un burdel no acuden a la policía en busca de ayuda si tienen algún problema porque necesitan el dinero; además, lo que hacen es ilegal, por lo que la policía no las escuchará o las mandará a prisión.

Desde que abandoné el burdel, mi proyecto de futuro consiste en abrir mi propio taller, alquilar mi propia casa y seguir ayudando a otras niñas en burdeles. Me gustaría ayudar a 2 o 3 de ellas a salir de ese mundo.

En países afectados por conflictos, catástrofes naturales, violencia o pobreza extrema, los niños y adolescentes más vulnerables (generalmente, aunque no siempre, las niñas) pueden ser influenciados u obligados a ejercer la prostitución, víctimas de la explotación sexual y el tráfico.

Nuestro trabajo

  • Apoyamos a las niñas prostitutas que desean salir de los burdeles y volver a integrarse en sus comunidades de origen. 
  • Las niñas reciben asesoramiento y formación en cuestiones legales, médicas y cotidianas.
  • Además, reciben formación profesional, generalmente como costureras y, al terminar, se les proporciona un “kit de inicio” (máquina de coser, etc.) para permitir que se ganen la vida con otros oficios.
  • Sensibilizamos y trabajamos conjuntamente con funcionarios estatales, miembros de la comunidad y otros líderes.

Gracias a ti podemos proteger a los niños más vulnerables ofreciéndoles apoyo y cuidados vitales.

Miles de niños sufren a diario la violencia infantil. Tu donación ayudará a proteger a niños todos el mundo a huir del trabajo infantil, el tráfico sexual y otra formas de explotación.

 

Con 12€ al mes

Trabajamos para apoyar a las niñas víctimas de explotación que desean salir de la postitución.

 

Con 25€ al mes

Proporcionamos asesoramiento y formación en cuestiones legales, médicas y cotidiana.

 

Con 50€ al mes

Ofrecemos formación profesional, generalmente, como costureras. Al terminar, se les proporciona un "kit de inicio" para permitir que se gane la vida.

Tu puedes hacer que esto pare.

En World Vision trabajamos para proteger a los niños en los lugares más inestables del mundo luchando por una infancia sin violencia.

Colabora para que podamos conseguirlo

*Las donaciones serán destinadas a los programas de protección infantil que tiene World Vision en el mundo.

Este es Shadid* y esta es su historia

*Nombre modificado para preservar la identidad del niño

En situaciones desesperadas, los padres deben tomar decisiones duras y, a menudo, no conciben otra manera de salir adelante que mandando a sus hijos a trabajar porque de otra forma no pueden alimentarles, vestirles o llevarles al médico.

Shadid tiene nueve años y vive en Pakistán. Por la noche, trabaja a oscuras rebuscando entre la basura del vertedero. Espera encontrar botellas de plástico que más tarde pueda vender para alimentar a sus tres hermanas y dos hermanos pequeños. Junto a su familia emigraron en busca de un nuevo hogar libre de ataques terroristas y violencia. Poco después, tuvo que hacer frente a la pavorosa realidad de que su vida poco iba a mejorar. De hecho, podía perderlo todo.

Las noches son el momento más duro para mí. Trabajo hasta las ocho de la mañana y luego paso un rato con mi familia antes de dormir solo tres horas. Estoy cansado casi toda la noche. Es muy difícil mantenerse despierto. Hace frío y a veces el ambiente es húmedo y lluvioso. Llevo puestas tres capas de ropa, pero sigo tiritando. Cuando hace demasiado frío para dormir, juego al críquet. Hay otros 12 niños de mi edad; hacemos una pelota con basura. Es sencillo, pero divertido.

Hace dos meses, me uní al centro de educación no formal de World Vision, donde estudio unas horas al día. Me ha cambiado la vida. Cuando trabajo, pienso en la escuela y que, después de dormir tres horas por la mañana, puedo ir a estudiar. Sigo vendiendo botellas de plástico por las tardes, pero también intento buscar tiempo para estudiar. Es muy importante para mí. Mi padre solía decir que pasar tres horas estudiando es una pérdida de tiempo, pero un trabajador de World Vision me convenció de que merecía la pena.

Se estima que hay 264 millones de niños de entre 5 y 17 años de edad que están trabajando en el mundo. Entre estos, actualmente 85 millones de niños realizan lo que se denomina, “las peores formas de trabajo infantil”: trabajos potencialmente peligrosos que dañan la salud, la seguridad y el desarrollo moral de los niños.

Nuestro trabajo

  • Apoyamos a niños trabajadores para que se unan a centros de educación no formal donde estudian varias horas al día y tienen un plato caliente para comer. Un primer paso para acabar con el trabajo infantil. 

Gracias a ti podemos proteger a los niños más vulnerables ofreciéndoles apoyo y cuidados vitales.

Miles de niños sufren a diario la violencia infantil. Tu donación ayudará a proteger a niños todos el mundo a huir del trabajo infantil, el tráfico sexual y otra formas de explotación.

Con 12€ al mes

Trabajamos con los niños y sus comunidades para ofrecer alternativas económicas y que los niños no deban renunciar a su infancia para trabajar.

Con 25€ al mes

Ayudamos a que los niños trabajadores se unan a centros de educación no formal donde pueden estudiar varias horas al día.

Con 50€ al mes

Ofrecemos a los niños trabajadores la posibilidad de comera caliente al menos una vez al día y descansar una horas del trabajo.

Tu puedes hacer que esto pare.

En World Vision trabajamos para proteger a los niños en los lugares más inestables del mundo luchando por una infancia sin violencia.

Colabora para que podamos conseguirlo

*Las donaciones serán destinadas a los programas de protección infantil que tiene World Vision en el mundo.

 

Esta es Basma* y esta es su historia

*Nombre modificado para preservar la identidad del niño

El miedo al maltrato, a las violaciones, las creencias religiosas, la pobreza o la presión social son algunas de las razones por las que una de cada tres niñas en países en vías de desarrollo contrae matrimonio antes de cumplir 18 años. Víctimas de la ablación y los matrimonios tempranos.

Basma es de Líbano. Acaba de cumplir 13 años y contraer matrimonio. Tiene miedo, y se siente sola y aislada. No está preparada para el sexo, los embarazos, los niños… Sus sueños se hicieron añicos cuando la obligaron a casarse.

Cuando su padre descubrió que otros hombres mayores de la región se sentían atraídos por ella, la obligó a casarse con su primo por protección. El coste de dicha decisión sería significativo: sus sueños, su infancia, su educación. Mahamet, padre de Basma, nos cuenta su situación.

Tenía miedo de que abusaran de ella. La obligué porque tenía miedo de perderla.

Una decisión tomada por miedo ha supuesto una vida de miedo. Basma se niega a llevar el anillo de boda en su mano izquierda. Este desafío simple y sencillo es una protesta silenciosa; un mensaje al mundo de que su matrimonio no fue una elección. Sus padres se arrepienten enormemente de la decisión. Ahora se dan cuenta de que su pequeña no estaba preparada para el matrimonio.

Me siento culpable. Le he robado su infancia. Solo quería protegerla y darle una vida mejor.

Tristemente, se dieron cuenta demasiado tarde.

Cada año 13,5 millones de niñas sufren amenazas y son obligadas y alentadas a casarse. Debido a su inmadurez, tienen más probabilidades de sufrir daños físicos y psicológicos y, separadas de sus familias, a menudo están condenadas a pasar una vida insalubre, analfabeta y de pobreza extrema.

Nuestro trabajo

  • Construimos escuelas refugio y espacios seguros para las niñas en los que ofrecemos protección. 
  • Trabajamos para cambiar las perspectivas sobre el matrimonio temprano mediante campañas de concienciación locales.
  • Ofrecemos alternativas seguras para que los padres no perciban el matrimonio como la única forma de proteger a sus hijas.

Gracias a ti podemos proteger a los niños más vulnerables ofreciéndoles apoyo y cuidados vitales.

Miles de niños sufren a diario la violencia infantil. Tu donación ayudará a proteger a niños todos el mundo a huir del trabajo infantil, el tráfico sexual y otra formas de explotación.

 

Con 12€ al mes

Cambiamos la perspectiva sobre el matrimonio temprano mediante campañas de concienciación locales.

 

Con 25€ al mes

Ofrecemos alternativas seguras para que los padres no perciban el matrimonio de sus hijas como la única forma de protegerlas.

 

Con 50€ al mes

Construimos escuelas refugio y espacios seguros para ofrecer protección a las niñas que huyen de los matrimonios tempranos y la ablación.

Tu puedes hacer que esto pare.

En World Vision trabajamos para proteger a los niños en los lugares más inestables del mundo luchando por una infancia sin violencia.

Colabora para que podamos conseguirlo

*Las donaciones serán destinadas a los programas de protección infantil que tiene World Vision en el mundo.

Esta es maría* y esta es su historia

*Nombre modificado para preservar la identidad del niño

Cada 5 minutos 1 niño muere en el mundo a causa de la violencia. Aproximadamente 1.000 millones de niños padecen maltrato de parte de sus adultos de referencia, la mayoría sufren una combinación de castigos físicos y psicológicos.

María tiene 7 años, vive con sus hermanos y sus abuelos a los que ayudan en el campo cuando vuelven del colegio. Sus padres tuvieron que emigrar buscando mayores ingresos para mantener a sus hijos y les dejaron en su pueblo natal de República Dominicana a cago de sus abuelos. María y sus hermanos tienen la suerte de poder ir al cole a aprender, pero cuando vuelven a casa deben ayudar a sus abuelos en el campo y en las labores del hogar. Los abuelos, por supuesto, adoran a sus nietos pero son mayores y viven sometidos a una gran presión al tenerlos a cargo, mantener su casa, etc. Todo esto hace que a veces la situación les supere y no traten a sus nietos de la forma más adecuada utilizando la violencia verbal o física.

Cuando Carlos y su mujer se enteraron de la situación no dudaron en hacer todo lo posible para solucionarla y para ello acudieron a World Vision donde entraron a formar parte del programa Crianza con Ternura.

Gracias a World Vision aprendí que si doy amor y trato con respeto a mi hija, ella será una buena profesional en el futuro. Ahora trato de transmitir estas enseñanzas a mis padres para que cuiden de la mejor forma posible a nuestros hijos.

El maltrato infantil causa alteraciones en la salud mental y física que perduran toda la vida, y sus consecuencias a nivel socioprofesional pueden, en última instancia, ralentizar el desarrollo económico y social de un país.

Nuestro trabajo

  • La violencia a menudo se ocultar bajo el propósito de educar o corregir una conducta. Ante esta realidad, World Vision ha manifiestado su preocupación por los niveles de violencia arraigados en numerosas culturas a la hora de “disciplinar” a niños y adolescentes. Por ello, como organismo internacional condenamos y perseguimos todo tipo de castigo. 
  • Trabajamos con las familias y promovemos métodos de crianza basados en la ternura para reducir los niveles de violencia. Educar a un niño con ternura reafirma su dignidad y refuerza los lazos emocionales convirtiéndoles en mejores personas.

Gracias a ti podemos proteger a los niños más vulnerables ofreciéndoles apoyo y cuidados vitales.

Miles de niños sufren a diario la violencia infantil. Tu donación ayudará a proteger a niños todos el mundo a huir del trabajo infantil, el tráfico sexual y otra formas de explotación.

 

Con 12€ al mes

Trabajamos con las familias y promovemos métodos de crianza basados en la ternura.

 

Con 25€ al mes

Proporcionamos apoyo psicosocial a los niños afectados por la violencia intrafamiliar.

 

Con 50€ al mes

LLevamos a cabo charlas y sesiones formativas en las comunidades y centros educativos para promover la crianza respetuosa.

Tu puedes hacer que esto pare.

En World Vision trabajamos para proteger a los niños en los lugares más inestables del mundo luchando por una infancia sin violencia.

Colabora para que podamos conseguirlo

*Las donaciones serán destinadas a los programas de protección infantil que tiene World Vision en el mundo.

Esta es Rama* y esta es su historia

*Nombre modificado para preservar la identidad del niño

El rostro de Rama se ilumina cuando habla de su escuela en Siria. Rama tiene 10 años, su madre y sus dos hermanas pequeñas de 7 y 3, huyeron de Siria hace cuatro meses después de que una bomba alcanzase la casa de su vecino en una zona a las afuera de Alepo. Su madre nos cuenta lo que sucedió.

Banan y sus hijas viven ahora en un centro para mujeres y niños cerca del centro de Gaziantep, en el sureste de Turquía. La mayor parte de los niños en edad escolar dentro de estos centros están en la escuela, pero como Rama y el resto de su familia huyeron de Siria en mitad del año escolar, ella aún no ha podido inscribirse pero sueña con poder ir al cole muy pronto.

Me encantaban las matemáticas en la escuela. Mi maestra solía decir que era yo era muy inteligente. Se llamaba Amina. Echo de menos todo lo relacionado con mi maestra.

Tenía tanto miedo por mis hijos. Mi marido murió en la guerra hace dos años y medio, así que estábamos solos en la casa mis hijos y yo cuando la bomba cayó.

En el mundo más de 32 millones de niños refugiados y menores no acompañados. Menores que han tenido que huir de sus hogares debido a la guerra, la pobreza y la persecución. Al huir de los coflictos para salvar la vida dejan detrás su educación, sus casas, sus amigos y sus familias.

La mayoría de ellos han visto morir a familiares, muchas veces sus propios padres.

Lejos de su hogar y su país, a menudo los niños se ven obligados a trabajar para poder salir adelante y las niñas son especialmente vulnerables a matrimonios tempranos. Muchos menores desaparecen y son víctimas de tráfico y explotación.

Nuestro trabajo

  • World Vision está en la primera línea de la crisis de trabajo en Siria, Líbano, Jordania, Turquía e Irak para llevar ayuda y esperanza a los niños, familias y comunidades. Desde el año 2011, hemos ayudado a más de 2,37 millones de refugiados, personas desplazadas y miembros de la comunidad de acogida vulnerables. 
  • El año pasado 1,1 millones de personas - entre ellos 630.000 niños - fueron apoyados por World Vision con asistencia alimentaria, suministros de emergencia, agua y saneamiento, salud, educación e intervenciones de protección del niño.

Gracias a ti podemos proteger a los niños más vulnerables ofreciéndoles apoyo y cuidados vitales.

Miles de niños sufren a diario la violencia infantil. Tu donación ayudará a proteger a niños todos el mundo a huir del trabajo infantil, el tráfico sexual y otra formas de explotación.

 

Con 12€ al mes

Apoyamos con asistencia alimentaria, suministros de emergencia,agua y saneamiento, salud, educación e intervenciones de protección al niño.

 

Con 25€ al mes

Proporcionamos apoyo psicosocial y educación no formal a los menores en los Centros Seguros para Niños.

 

Con 50€ al mes

Trabajamos en la reunificación familiar de los refugiados ya que en numerosas ocasiones al huir de sus comunidades las familias quedan separadas.

Tu puedes hacer que esto pare.

En World Vision trabajamos para proteger a los niños en los lugares más inestables del mundo luchando por una infancia sin violencia.

Colabora para que podamos conseguirlo