Emma y su hijo en la granja de Kenia
Minutos de lectura

Huertas abundantes gracias al apadrinamiento

En la comunidad rural de Marafa en Kenia, Beatrice Pendo, de 6 años, está parada con una sonrisa radiante en el borde del jardín de su familia. Su madre, Margaret, está ocupada cosechando mandioca, caupí, guisantes y espinacas.

“Me gusta comer verduras porque son dulces”, Beatrice Pendo, que significa “amor” en suajili. “Mi mejor comida es la sima (pan de maíz) servida con vegetales fritos. Mi madre me da más porque dice que necesito crecer para ayudarla a regar las verduras ".

Pendo está prosperando gracias a su jardín y a su vecina María, una niña apadrinada de World Vision , de 14 años . María, que también luce una gran y brillante sonrisa, cultiva sus propias frutas y verduras.

Sus florecientes huertas son un testimonio vivo de su esperanza contra la propagación del hambre.

Catherine y su hijo Lawrence posan junto a su huerto en Marafa, Kenia

En Marafa, el apadrinamiento fomenta la resiliencia contra el hambre. Gracias a nuestras soluciones centradas en la comunidad, por cada niño que ayudas, también se benefician cuatro niños más. Con más de 3.300 niños y niñas apadrinados en la comunidad a través de World Vision, se está cuidando a más de 13.200 niños.

Gracias al apadrinamiento, las hermanas menores de María, Eunice y Shaleen, también se han librado de los estragos de la desnutrición, que sigue siendo una amenaza para millones de niños kenianos menores de 2 años. Cuando no se aborda a tiempo, los efectos de la desnutrición son dañinos y pueden ser irreversibles.

“Antes de que se plantara este huerto, era difícil conseguir verduras frescas porque esta área es seca, pero ahora disfrutamos comiendo las verduras, especialmente mi hermana Shaleen de 8 meses”, dice María. “Por las habilidades de mantener un huerto, decidí intentar plantar bananas, y estoy feliz porque está yendo bien”.

A pesar de la proximidad de Marafa al Océano Índico, la región ha sufrido sequías y una grave escasez de agua.

Para abordar este desafío, World Vision ha perforado pozos para ayudar a las personas en Marafa a acceder a aguas subterráneas. En 2018, ampliamos tres tuberías principales de agua en el condado de Kilifi en Kenia. También construimos y conectamos 19 quioscos de agua automatizados a las tuberías que ahora ayudan a más de 12,800 personas a acceder a agua potable .

Un agricultor, del grupo agrícola, trabaja en los campos de Marafa AP, Kenia

La madre de Pendo, Margaret, también se nutre de esas aguas para alimentar su jardín. “Este proyecto me ha ayudado mucho; nada me hace más feliz que la capacidad de mantener a mis hijos”, dice Margaret. “Antes, la comida no era regular porque tenía que comprar y, a veces, pedir prestado a los vecinos. World Vision me trajo este jardín y mandioca que es resistente a la sequía para plantar. El rendimiento es bueno y ahora mi vida es mejor porque tengo suficientes verduras para comer”.

En las comunidades vecinas, el apadrinamiento está ayudando a preparar una nueva generación de agricultores.

Emma es una de las 540 personas que están inscritas en un grupo de Ahorros para la transformación. A través del programa World Vision, los agricultores reciben capacitación en conocimientos financieros básicos, incluido cómo ahorrar e invertir, y las familias aumentan su seguridad alimentaria mediante capacitación y apoyo agrícola y servicios financieros para el desarrollo empresarial.

Niños del grupo Vision Farming cogidos de la mano y jugando

Con sus ganancias, Emma dice que ha podido pagar la educación futura de sus dos hijos.

“World Vision nos ha apoyado brindándonos recursos y capacitación”, dice. “Cultivo hortalizas y ahora me he aventurado en el cultivo del banano. Decidí cultivar bananas porque el precio es bueno en el mercado y a mis hijos también les encantan ”.

Ramsey, el hijo de 5 años de Emma, ​​no puede estar más de acuerdo. “Me gustan los mangos y los plátanos, y por eso me gusta ir con mamá a la finca”, dice. "Quiero crecer alto para poder alcanzar las frutas cuando ella está ocupada en el mercado".

Por primera vez en mucho tiempo , para Ramsey y otros niños, como las hermanas de Pendo y María, alcanzar su máximo potencial está ahora a su alcance.

 

 

Apadrina esta Navidad

Ayuda a los niños y a sus familias a superar el hambre y la pobreza.

Apadrina ahora

Historias relacionadas