La horticultura mejora la vida de 780 mujeres en Sudán del Sur

 La horticultura mejora la vida de 780 mujeres en Sudán del Sur

En mayo de 2020, World Vision movilizó a las comunidades en el condado de Twic para establecer grupos de huertas para apoyar a mujeres.

El proyecto está financiado por la Unión Europea e implementado por World Vision con sus socios AVSI Foundation y el Norwegian Refugee Council (NRC).

Se organizaron 37 grupos de madres para el cultivo de hortalizas en su área operativa con el objetivo de aumentar la horticultura familiar y la diversidad dietética. Más de 1,000 personas, 780 de ellas son mujeres, han sido apoyadas a través de los grupos de jardinería.

El proyecto proporciona diferentes apoyos, como semillas de hortalizas variadas y herramientas para ayudar a los grupos a establecer huertos, en grupo e individualmente, principalmente para consumo directo. También se alienta a las agricultoras a comercializar el excedente de producción para ayudarlas a generar ingresos.

Las prácticas mejoradas de jardinería han cambiado la vida de más de mil personas.

"En el pasado, tenía que pedir ayuda, pero hoy puedo obtener lo que necesito en mi jardín", dice Akuac Aguer, una viuda de 34 años y madre de seis hijos que vive en el condado de Twic en Sudán del Sur, una parte del norte Estado de Bahr El Ghazal con una población de 85,974 personas.

Akuac solía tener un pequeño huerto suficiente para alimentar a su familia durante la temporada de escasez. Pero no utilizaba todo el potencial de la parcela, por lo que no conseguía cubrir otras necesidades las matrículas escolares para sus hijos.

“Recibimos algunas herramientas, regaderas y una bomba de pedal de World Vision para apoyar las actividades del grupo. Este movimiento me ha permitido sacar el máximo partido a mi huerta ", añade Akuac. 

Akuac ahora cultiva durante la estación seca, plantando más de 10 parcelas con diferentes variedades de verduras. Esto ha proporcionado a sus hijos un suministro constante de verduras a la hora de comer.

“Usé estiércol de vaca para fertilizar el campo y agua del estanque para el riego, usando una bomba de pedal y una caña de riego”, comparte. Akuac agregó que dedicaron menos tiempo y esfuerzo a cuidar los jardines y más tiempo a las necesidades de la familia.

Además de tener alimentos nutritivos para sus familias y obtener ingresos, las mujeres han encontrado un grupo de apoyo donde también aprenden cosas nuevas del proyecto y unas de otras.

Con sus ingresos vendiendo verduras, Akuac puede pagar las tasas escolares de sus dos hijos que estudian en la escuela primaria Dhangrial. “Esta temporada, espero un aumento en mis ingresos porque he aumentado mis parcelas y la temporada es más larga de lo normal”, comparte Akuac.

El agrónomo de World Vision William Ubor explica: “Los huertos de apoyo han mejorado la capacidad de los agricultores para abordar el hambre. Además de mejorar la nutrición, aumenta sus ingresos mediante la venta de verduras ".

El proyecto continuará ayudando a mejorar la seguridad alimentaria de los pequeños productores rurales en el Gran Bahr el Ghazal y los empoderará para hacer frente a los desafíos ambientales y la inseguridad. World Vision lleva a cabo diferentes proyectos de desarrollo, con el objetivo de dar autonomía y estabilidad a largo plazo a las personas más vulnerables. A través del catálogo de Regalos Solidarios, puedes ofrecer a familias que lo necesitan elementos indispensables para su progreso.