Explosión en Beirut: una tragedia que sumerge en la ruina al Líbano

Explosión en Beirut: una tragedia que sumerge en la ruina al Líbano

Al menos 149 personas han muerto y 5.000 han resultado heridas (datos actualizados a día 7 de agosto de 2020) tras una potente explosión que ha sacudido el martes 4 de agosto Beirut, generando una enorme onda expansiva que ha dejado a su paso a 300.000 personas sin hogar.

La explosión ha diezmado áreas donde World Vision ha tenido presencia durante más de una década. Hemos realizado una evaluación rápida de las necesidades y nuestro objetivo es llegar a 120.000 personas con apoyo inmediato. Esto incluye alimentos, artículos para el hogar y artículos de higiene. La provisión de alojamiento alternativo a corto plazo y las reparaciones domésticas simples también son una prioridad en este momento. Sin embargo, nos preocupa que los daños en el puerto afecten en el momento de proporcionar asistencia alimentaria a largo plazo. 

“Antes de la explosión, parte de la asistencia que estábamos brindando era de paquetes de alimentos. Los no perecederos son productos importados y la mayoría de ellos vienen por el puerto. La explosión impacta severamente en nuestras operaciones y en nuestra capacidad de continuar brindando asistencia alimentaria a los más vulnerables. Una vez que se agoten las existencias que ya están en el país, será extremadamente difícil conseguir más”, afirma Hans Bederski, Director Nacional de World Vision Líbano. 

Los niños de Beirut necesitan alimentos, refugio y apoyo psicológico

World Vision está proporcionando primeros auxilios psicológicos a los niños y niñas afectados por la explosión y nos preocupa el impacto inmediato y a largo plazo que esta explosión tendrá en ellos.  

“Me entristece mucho lo que sucedió en Beirut el martes. Los niños y niñas nunca olvidarán la magnitud de la destrucción y el shock causado por este trágico evento", dice Charbel El Khoury, miembro del personal de World Vision.  

Más de 140 personas han muerto, hay 5.000 heridos y se estima que 300.000 se han quedado sin hogar. Muchas familias han buscado refugio en edificios comunitarios y administrativos y algunas no tienen a dónde ir. 

 

El desastre se produce en medio de una crisis económica en Líbano

El Director de Operaciones de Campo de World Vision en Líbano, Rami Shamma, ha estado en terreno inspeccionando daños y evaluando las necesidades. “Ver el nivel de destrucción me ha llevado a experiencias previas de guerras y períodos en los que tuvimos enfrentamientos violentos y asesinatos. La magnitud del impacto de la explosión es difícil de imaginar". 

“La gente todavía está en estado de shock, caminando por las calles y mirando los escombros de sus casas y tiendas. Es claramente visible que no saben por dónde empezar. Es simplemente desgarrador. Sin embargo, también he visto personas con escobas, guantes, baldes, limpiando sus casas y las calles, y con botellas de agua para su distribución. Este sentido de la solidaridad me da esperanza. Podremos salir de esto".  

El desastre se produce en un momento en que el Líbano se encuentra en medio de una crisis económica, experimenta un rápido aumento de casos de COVID-19 y apoya a una gran comunidad de refugiados. El Líbano alberga el mayor número de refugiados per cápita del mundo, con una estimación del Gobierno de 1,5 millones de refugiados sirios, unos 20.000 refugiados de otros orígenes, además de los refugiados palestinos bajo el mandato de la UNRWA (Agencia de la ONU para refugiados palestinos). 

La respuesta de World Vision en Beirut

World Vision trabaja en Líbano desde 1975, sirviendo a familias locales así como a refugiados, incluyendo un gran número de niños y familias sirias. Se espera que nuestra respuesta inmediata llegue a 120.000 personas con el siguiente apoyo:

  • Necesidades básicas como alimentos, artículos para el hogar y suministros de higiene para familias desplazadas
  • Refugio temporal o reparaciones de viviendas para familias cuyas casas fueron dañadas
  • Primeros auxilios psicológicos para ayudar a los niños y familias afectados por la explosión

Estamos conmocionados por la catástrofe ocurrida en Líbano. Dos compañeros sufrieron heridas leves, pero se encuentran bien y en estos momentos el equipo está centrado en ayudar a los heridos con suministros, refugio y apoyo psicológico a los niños y familias afectadas.

Nos preocupan especialmente los niños. En estos momentos hay niños perdidos, asustados o heridos, que necesitan urgentemente nuestra ayuda. Además miles de personas necesitan atención médica de manera urgente, pero con los hospitales colapsados, es necesario que actuemos con rapidez porque en emergencias como esta, cada minuto cuenta.