Una niña apadrinada le da a una niña un collar y una pulsera a juego con los suyos, en Etiopía.

Historias de padrinos y madrinas

Lee sobre el impacto que el apadrinamiento puede tener en ti y en tu familia

Diana Carolina, madrina de Nbeimba Nachibu

Para mí, esta experiencia ha sido muy enriquecedora. Una experiencia que, yo creo que, a pesar de que los niños estén lejos, puedes llenar el corazón. Y que cuando Dios te manda hacer algo, creo que todo lo que te manda hacer él llena. Yo perdí un bebé, y creo que fue la mejor decisión haber apadrinado un niño. Creo que es una recompensa y un regalo del cielo. Os felicito por hacer este tipo de trabajo, porque no todos los niños son adoptados por alguien o ayudados por alguien. Que lo que más pasamos es hambre e indiferencia en el mundo. Espero que Dios les siga dando mucha fortaleza, mucha fuerza, mucha visión para nuevos planes de futuro.

Nbeimba Nachibu, niña apadrinada junto a la foto de su madrina

Rocío, madrina de Binbe Tinyangmache

La verdad es una experiencia que sin duda volvería a repetir, en todo momento sentí la cercanía de la niña apadrinada, con sus dibujos y cartas. Supongo que si mi situación hubiera sido mejor le podría haber enviado algún regalito para que dibuje o poder haberle respondido, le hubiera sacado todo el jugo a la experiencia, es algo que tengo pendiente. Lo recomiendo 100%

Binbe Tinyangmache, niña apadrinada junto a la foto de su madrina

Yazmin, madrina de Benshikiya

Ser madrina de mi pequeño Benshikiya, Benshi como le llamamos en casa, ha cambiado totalmente mi vida. He descubierto cómo amar en el nombre de Jesús a alguien a través de la distancia, sabiendo que tienes el privilegio enorme de cambiarle la vida a ese alguien, le he hablado a todos mis amigos de él., incluso en el trabajo tengo una foto de él cada vez que mis pacientes la ven, preguntan y es de las historias que más me gusta contar.

Leí lo siguiente: “las cartas exigen AMOR ser paciente, puro. Tan fuerte como para derrotar la distancia y tan intenso que puede mantener a dos personas unidad aún sin estar frente a frente”. Y ahora puedo decir que lo vivo, cada vez que veo mi correo y encuentro una foto o un dibujo de MI Benshikiya agradezco a Dios por su vida enormemente. Sé que estoy siendo parte de un cambio para él pero para mí el tener un ahijado ha cambiado también mi vida (y la de mi familia) ya no la vivo como antes, siento el amor de Dios en este vínculo aún sin él saberlo y creo que para eso estamos en este mundo, para amarnos unos a otros sin esperar nada a cambio.

Benshikiya, niño apadrinado junto a la foto de su madrina

Haz algo increíble hoy

Gracias a nuestras soluciones centradas en la comunidad, por cada niño que ayudas, también se benefician 4 niños más.

Alicia, madrina de Attah Kwabena

Decidimos iniciar este proyecto, nos pareció muy curiosa la idea de que el niño o niña nos tendría que elegir a nosotros. El día que llegó el momento de que nos eligieran fue Attah Kwabena de 5 años quien nos eligió, estamos muy contentos de su elección y queremos conocerle más y que él nos conozca. Hace 4 meses le mandamos una carta contándole un poco de cómo somos y le mandamos algunos obsequios. Esperamos pronto recibir su contestación.

Kwabena, niño apadrinado junto a la foto de sus padrinos

Marta, madrina de Adjoa

Nos enteramos de este programa de apadrinamiento a través de la influencer Verdeliss, y no dudamos en poner nuestro granito de arena. Mi hermana y yo decidimos informarnos a través de la web y amadrinar a un niño o niña, dándole la oportunidad a ellos de elegirnos a nosotras. Esa idea fue la que más nos gustó. A partir de ahí, enviamos nuestra foto y al tiempo, recibimos la foto de nuestra niña Adjoa, quien nos había elegido a nosotras. Estamos muy contentas de saber que, con muy poco, ayudamos tanto a personas que realmente lo necesitan. Anímate a a apadrinar.

Adjoa, niña apadrinada junto a la foto de su madrina

Alejandra, madrina de N-Musank Ujadu

Me llamo Alejandra y con mi pareja Joaquín decidimos apadrinar un niño hace unos meses. A principios de febrero recibimos la noticia de que nos había elegido como padrinos un niño de 5 años que se llama N-Musank Ujadu. Vive en Ghana y con el apadrinamiento contribuimos al desarrollo de su comunidad. Estamos muy satisfechos con la labor de World Vision y nos encantaría ir a conocerlo a Ghana algún día. Animo a todo el mundo a apadrinar, es una labor maravillosa.

Musank Ujadu, niño apadrinado junto a la foto de sus padrinos

Preguntas frecuentes

  • Puedes inscribirte fácilmente para apadrinar a un niño o niña en la página Apadrina a un niño o niña o llamando a nuestro equipo al 900 90 20 22.

  • World Vision lidera un programa de apadrinamiento desde hace más de 70 años, de esta forma conectamos donantes con un niño vulnerable que necesita protección y empoderamiento.

    El apadrinamiento infantil aporta un cambio muy necesario a más de un niño: los beneficios que tú consigues con tu donación se extienden a la familia de cada niño, su comunidad y otros niños necesitados.

    Esto se debe a que los socios de World Vision, planean y trabajan junto a los miembros de la comunidad local, para ayudar a construir comunidades sanas y sostenibles para los niños vulnerables en los lugares más difíciles del mundo. Obtén más información sobre cómo funciona el apadrinamiento.

  • Todo el trabajo de World Vision comienza con escuchar a las comunidades necesitadas. Los líderes comunitarios trabajan con nosotros para identificar a los niños y las familias más vulnerables que se beneficiarán del apadrinamiento.

  • Trabajamos con gobiernos nacionales y otras agencias internacionales para identificar las regiones y comunidades más necesitadas y donde viven los niños más vulnerables. Luego, nos reunimos con los líderes comunitarios y la comunidad en general para comprender mejor los desafíos y las oportunidades que existen para ellos y desarrollamos un plan a largo plazo juntos para romper el ciclo de la pobreza. Obtén información sobre cómo funciona el apadrinamiento.

Acerca del apadrinamiento