Día Universal del Niño: Los niños y niñas como centro de los esfuerzos

Día Universal del Niño: Los niños y niñas como centro de los esfuerzos

En el Día Universal de la Infancia, World Vision se reafirma en la necesidad inmediata de que los líderes se tomen en serio a los niños y niñas más vulnerables del mundo. "Los niños son siempre los más afectados por los conflictos y luchan por recuperar su infancia después", dice Patricio Cuevas-Parra, Asesor de Derechos y Participación de los Niños en World Vision. "Así ocurre en estos momentos en la región de Kasai en la República Democrática del Congo. Y lo mismo ocurre en los campos de refugiados de Bangladesh. Pero los niños saben mejor que nadie lo que necesitan. Necesitan involucrarse, y sus necesidades deben estar en el centro de todos nuestros esfuerzos".

Cuevas-Parra afirma que la voz de los niños es la menos considerada y la que menos se oye en la toma de decisiones financieras y legales por quienes tienen el poder, pero su participación tiene el mayor potencial para un cambio real y sostenible. Así lo destaca World Vision en su nuevo informe "Se necesitan a todos los niños y niñas. Levantando las voces de los jóvenes líderes”, en el que tanto los textos como las fotografías han sido realizadas por 21 niños.

“En la República Democrática del Congo (RDC), un paso adelante a veces se siente como dos pasos hacia atrás”, dice el Director de World Vision en RDC, Scott Lout. "Por un lado, hemos visto algunos avances en la disminución del reclutamiento de niños soldados: el ejército nacional ya no los recluta. Sin embargo, todavía están activos en otros grupos armados, y estamos escuchando historias horribles de ex niños soldados que ahora se enfrentan a un futuro incierto. La falta de fondos y la falta de atención amenazan su futuro”.

“En las provincias de Kasai, los niños nos cuentan que miembros de su propia familia y amigos los atrajeron y los reclutaron a la fuerza para pasar a las filas de grupos armados. Sienten que han perdido la esperanza”. "Los niños se han visto obligados a luchar, han sido expulsados de sus hogares, han visto decapitar a sus familiares o dispararles. Los que todavía no estaban activos en ningún grupo armado han sido tratados como si fueran combatientes y asesinados por grupos opositores. Algunos niños, tras presenciar actos de una gran violencia,  se han encerrado en sí mismos hasta el punto en que ya no hablan ni se comunican con nadie”.

"Y sin embargo, para muchos de estos niños, las metas y esperanzas son retomar su educación y reunirse con sus familias". Todavía tienen esperanza en el futuro, esperan que otra realidad sea posible. Es necesario tomar medidas para salvaguardar esta esperanza y ayudar a construir un futuro mejor en todos los niveles, empezando por sus familias.", concluye Scott Lout.

Los niños y niñas tienen mucho que decir

"Es necesario que los niños sean escuchados. Necesitamos que los niños sean valorados. Se necesita a todo el mundo para que se reconozca el potencial y los beneficios que los niños aportan. Necesitamos que todo el mundo escuche y actúe ", afirma Cuevas-Parra. "Ellos tienen soluciones, tienen respuestas, ya que son las víctimas y los supervivientes de la violencia, que afecta a 1.700 millones de niños. Son ellos quienes saben mejor que nadie el cambio que se debe de producir."

Puedes leer las soluciones que nos aportan jóvenes líderes como Meghla, Maria, Alexandru y Fatou en el informe completo aquí.