La nueva canción de Sofía Ellar, “Humanidad en Paro”, destinará todos sus beneficios a ayudar a la infancia más vulnerable

La nueva canción de Sofía Ellar, “Humanidad en Paro”, destinará todos sus beneficios a ayudar a la infancia más vulnerable

La canción es una llamada a la reflexión y a la acción ante problemas tan graves como el trabajo y explotación infantil, las crisis de refugiados y las personas que viven sin hogar.

Todos los beneficios obtenidos por la canción “Humanidad en Paro” serán donados por Sofía Ellar para ayudar a la infancia más vulnerable en el mundo, a través de la World Vision España, y a personas sin hogar en España a través de RAIS Fundación.

“Me dedico a la música y a las canciones porque siento que a través de ella podemos lanzar muchos mensajes al mundo para hacer de él un lugar mejor, para tocar y conmocionar a las personas, para hacerlas reflexionar y sentirse vivas, que no es lo mismo que vivir;  y es que vivimos a toda pastilla” señala Sofía Ellar que, después del gran éxito de su primer disco y de su gira, se embarca en este proyecto solidario.  

 

Un trabajo en equipo 

Todo el equipo, músicos, cámara y el distribuidor digital, Altafonte, han estado plenamente implicados desde el principio con el proyecto. La música alcanza a millones de personas cada día y tiene por eso un enorme poder transformador si se usa para ayudar. Como indica Sofía, “El mundo nos necesita, y quién mejor que nosotros, los jóvenes, para cambiarlo: estamos frescos, y tenemos la batuta y el poder de cambiar y concienciar a los más jóvenes aún, de lo que está pasando”.

Todas las personas pueden colaborar de una manera muy fácil simplemente escuchando y difundiendo “Humanidad en Paro” ya que todos los beneficios generados por las escuchas y vídeos vistos serán donados por Sofía Ellar íntegramente.

 

“Diciembre deja sin abrazos al niño que por un pedazo, media vida se pasó tejiendo tus zapatos caros esos que dan pasos en falso y no conocen el amor”, así arranca “Humanidad en Paro” abordando el grave problema del trabajo infantil que afecta a más de 152 millones de niños y niñas alrededor del mundo. Un tercio de los niños trabajadores no reciben educación, y las peores formas de trabajo provocan graves problemas de salud y secuelas psicológicas de por vida, robándoles su infancia.

Aproximadamente el 75% de los niños y niñas trabajadoras (115 millones) tienen entre 5 y 14 años. World Vision llama a gobiernos, empresas y a la sociedad civil a trabajar juntos para fortalecer los sistemas de protección de la niñez, adoptar leyes y políticas para eliminar el trabajo infantil e invertir en educación de calidad y gratuita. 

“Es importante comprometernos todo el año pero también en Navidad, donde las prisas, el consumo, las celebraciones continuas nos hacen mirar muchas veces a otro lado y olvidar, que en muchas partes del mundo, en este mismo momento, muchos niños están en situación de pobreza y sufren violencia y explotación. Precisamente en Navidad, no podemos olvidar que el niño Jesús nació pobre, fue perseguido y tuvo que huir como refugiado a Egipto, como millones de niños y niñas refugiados en el mundo hoy” señala Javier Ruiz, director general de World Vision en España.

Precisamente, las graves crisis de refugiados que estamos viviendo en todo el mundo también resuena en esta canción comprometida y solidaria: “diciembre deja sin tejado que irónico, a los refugiados, que ves en televisión. Apaga y lávate las manos te esperan todos ya sentados, y es de mala educación”.

Más de la mitad de los 21,3 millones de refugiados en el planeta son niños y niñas que se ven forzados a abandonar sus hogares huyendo del conflicto, la guerra, la violencia.

Además, las crisis de refugiados y los movimientos migratorios están íntimamente relacionados con la explotación infantil al convertir a los niños y niñas en presas fáciles de las redes de tráfico de seres humanos para comercio sexual, laboral, esclavitud doméstica, matrimonios forzados, adopción ilegal o ser reclutados por grupos armados.

Frente a esta realidad, la campaña global de World Vision “Necesitamos a todo el mundo” para eliminar la violencia contra la niñez, insiste en que sólo si trabajamos todos juntos, gobiernos, empresas, sociedad civil, el mundo universitario, la música … podemos conseguir un mundo donde cada niño y niña tenga una vida plena y un futuro lleno de oportunidades. Donde se respeten sus derechos y puedan tener acceso a una nutrición adecuada, agua potable, salud, educación.

“Quiero dar las gracias a Sofía Ellar por su iniciativa solidaria que nos anima a seguir luchando. Doy las gracias por la casualidad que nos llevó a conocernos en un tren a Sevilla y por personas solidarias y comprometidas como Sofía que convierten sus sueños en realidad y ponen su talento al servicio de un mundo más humano, más justo y en paz” añade Javier Ruiz.