Las víctimas del matrimonio infantil sufren a pesar de estar libres de ISIS

Las víctimas del matrimonio infantil sufren a pesar de estar libres de ISIS

Amai * se sienta muy quieta en su silla. Tiene hoyuelos cuando sonríe y ojos grandes y atentos. Su pañuelo a rayas está envuelto firmemente alrededor de su pequeña cara. Ella es una mezcla de curiosidad infantil y timidez adolescente. El aire acondicionado zumba al fondo mientras Amai recuerda el día en que su infancia fue violentamente robada por el matrimonio infantil. "Tenía 11 años cuando me obligaron a casarme. Mi marido era incluso más viejo que mi padre", dice ella. Amai luchó contra el matrimonio, pero como era una niña pequeña que vivía en la ciudad de Mosul, controlada por ISIS, no tenía muchas opciones.

"Me trató muy mal. Me golpeaba y me insultaba. Yo era la segunda esposa, y la primera me ayudaba. Nos golpeaba a las dos así que ella venía y me llevaba arriba para que pudiéramos escondernos.", dice Amai. "Después de casarme, mi esposo dijo que pelearía por el ISIS y le dije que me divorciaría si lo hacía. Se unió a ellos, así que decidí separarme. Escapé corriendo de la casa para ir con mi padre y mi madrastra."

Tras salir del matrimonio infantil se sigue sufriendo

Amai ahora vive en un campamento para personas que han huido de Mosul y otras áreas afectadas por el conflicto. Desde 2014, más de 3.3 millones de personas en Iraq se han visto obligadas a abandonar sus hogares para escapar de la violencia. Amai es una de las muchas chicas en Iraq que se han casado a una edad muy temprana. Las novias menores se enfrentan a un mayor riesgo de abuso y complicaciones de salud, y con frecuencia se les niega el acceso a la educación.

Taysir Qadir, una trabajadora social y psicóloga de World Vision en Iraq, afirma que hay muchas razones por las que las niñas se casan temprano. "Nos reunimos con familias en los campamentos que se han casado a sus hijas para protegerlas de ISIS", explica. "Creen que si sus hijas están casadas, los combatientes no podrán llevarlas como novias. Las niñas también están casadas por razones tradicionales y culturales, o porque la familia es pobre y necesitan dinero. Muchas familias están desesperadas bajo ISIS."

Taysir es la trabajadora social de Amir. La encontró durante una evaluación de tienda en tienda en la que identificó a los niños más vulnerables que necesitaban apoyo. Está extremadamente preocupada por su caso. "En este momento, Amai necesita que se demuestre que es amada. Ella es increíblemente vulnerable y necesita a alguien que la apoye y proteja.", dice. "También le cuesta entender dónde encaja. Por dentro se siente como una mujer, pero ella solo quiere jugar y ser una niña otra vez. Tenemos que mostrarle que está bien ser una niña, y que ella puede recuperar su infancia. Yo le proporciono apoyo psicosocial, asegurándome de que asista a las clases del Espacio Amigable para Niños, y le suministro ropa y productos de higiene.” 

"También estoy hablando con su familia sobre lo que sucedió. Llevamos a cabo campañas de concienciación en los campamentos sobre porqué el matrimonio temprano es tan perjudicial para la salud y el bienestar de una niña. No puedes salir directamente y decirles a los padres que están equivocados; simplemente te rechazarán. Debe hacerse en etapas en las que gradualmente les muestre los impactos del matrimonio infantil."

Amai tiene un largo camino hacia la recuperación. Pero ella está dando los primeros pasos. "Me siento bien con Taysir.", comenta. "Me siento bien cuando hablo con la gente sobre mi matrimonio. Siento que estoy sacando todas las malas emociones. En la clase de habilidades para la vida, estamos realizando actividades de protección. Hay un ejercicio de globo donde explotamos el globo y luego hablamos de cómo protegerlo. Nos dijeron cómo podemos protegernos, sobre la higiene y sobre cómo liberarnos de nuestros sentimientos negativos para que podamos estar relajados. He cambiado y he mejorado. Al principio estaba muy triste, pero ahora me siento bien y relajada."

Ayúdanos a cambiar vidas como la de Amai, y a que otras niñas se vuelvan a sentir niñas.

*Nombre cambiado para proteger su identidad.