Mwila, una niña apadrinada de 19 años, ahora puede permitirse un futuro mejor gracias a sus habilidades de costura recién adquiridas

Cosiendo su futuro

Empoderarla para que termine su educación

¿Qué pasaría si le dieras a una adolescente habilidades laborales de por vida, -empoderándola para terminar su educación en lugar de convertirse en una joven novia? ¿Y si tú fueras la razón por la que ella creyó que podía hacer más con su vida?

Mwila tenía solo 19 años cuando decidió que había pocas esperanzas en su futuro. La pandemia de COVID-19 había empujado a su familia aún más a la pobreza y a estudiantes como ella fuera de la escuela, y Mwila podía ver que solo quedaba un camino a seguir.

“Estaba planeando casarme porque no veía ningún futuro para mí, incluso si volviera a la escuela, porque no sabía de dónde vendrían los fondos para pagar mi educaciónd”, dice Mwila. "Pensé que casarme sería más fácil".

Mwila de 19 años y su madre de 46, Diane, juntas cosiendo un vestido

Y no está sola. Una de cada tres niñas en Zambia se casa antes de cumplir los 18 años, y el este de la provincia de Mwila tiene las tasas más altas de matrimonio infantil del país.

Esto significa que muchas niñas como Mwila tienen hijos cuando aún son niñas. Muchas de estas madres jóvenes mueren durante el parto, muchos bebés mueren antes de los cinco años y muchas familias están atrapadas en un ciclo continuo de pobreza.

En este momento, millones de niñas como Mwila se encuentran en esta encrucijada, con su futuro en el filo de la navaja. Y ahora mismo, los padrinos y madrinas de World Vision están ahí para ayudarlos a encontrar esperanza en su horizonte y hacerla realidad.

Gracias a los padrinos y madrinas y al programa de apadrinamiento, las niñas, los niños y los padres de la comunidad de Mwila están recibiendo formación y apoyo para la vida a través del proyecto "Atrevete a Descubrir". Está diseñado para ayudar a los adolescentes a considerar sus opciones futuras, planificar un camino a seguir y adquirir habilidades laborales esenciales para ganarse la vida como adultos.

Creer que pueden liberarse de la pobreza para siempre es a menudo el primer paso para lograrlo.

La niña apadrinada de 19 años, Mwila, muestra un vestido que cosió gracias al entrenamiento recibido

"En el pasado, notamos que muchos jóvenes abandonaban la escuela y cedían al abuso de sustancias y otros comportamientos poco saludables porque no tenían nada que esperar", dice Morris Mushibwe de World Vision, quien coordina la capacitación.

“Sin embargo, desde que comenzamos los talleres de Atrévete a Descubrir para adolescentes, hemos visto la diferencia. Los jóvenes de esta comunidad ahora se dan cuenta de que pueden ser más. Algunos se han aventurado en el mundo de los negocios. Otros están regresando a la escuela y algunos están adquiriendo habilidades para ganarse la vida", dice.

Mwila fue una de las adolescentes que participó en los talleres y aprendió a coser ropa. Pero lo que es más importante, se dio cuenta de que podía crear una vida más allá del matrimonio y la maternidad tempranos.

"El entrenamiento cambió mi vida. Me dio el valor para creer que podía hacer más con mi vida".

Mwila now uses her mother's sewing machine to make clothes to sell. She uses the income to help support her family – and she to fund her education.

"When I make clothes and sell them, I use part of the money to help my family at home when there is no food. But I also save some of the money so that I can go to school to sit my exams,” says Mwila.

Mwila plans of becoming a nurse. It’s a dream she says she’s sewing together one outfit at a time.

As 2021 turns into a humanitarian crisis for children, there have never been more reasons to take action than there are right now.

Mwila ahora usa la máquina de coser de su madre para hacer ropa para vender. Usa los ingresos para ayudar a mantener a su familia y para financiar su propia educación.

"Cuando hago ropa y la vendo, uso parte del dinero para ayudar a mi familia en casa cuando no hay comida. Pero también ahorro parte del dinero para poder ir a la escuela a hacer mis exámenes", dice Mwila.

Mwila planea convertirse en enfermera. Ella misma dice que es un sueño que se está cosiendo al mismo tiempo que cose su futuro uniforme. 

A medida que 2021 se convierte en una crisis humanitaria para los niños y niñas, nunca ha habido tantas razones por las que actuar que en este momento.

 

Apadrina a una niña como Mwila hoy

Podrías ser la razón para conseguir un futuro mejor

Apadrina ahora

Historias relacionadas