Madres adolescente en una clase
24 de diciembre de 2020 Minutos de lectura

Madres adolescentes luchan por ganarse la vida

A los 24 años, la hija de Suzie Nasuuna ha cumplido 11 años. Suzie se convirtió en madre cuando solo tenía 13 años. Desde entonces ha tenido que cuidar, proteger y mantener a su bebé incluso siendo ella una niña.

“No sabía qué hacer, mi abuela tuvo que explicarme cómo amamantar al bebé cuando di a luz. Era una niña, pero tuve que madurar deprisa”, dice Suzie.

Su vida nunca volvió a ser la misma. Después de la muerte de su madre, Suzie tuvo que trabajar como empleada doméstica para ganarse la vida. Dice que fue el hombre de la casa quien la dejó embarazada y no quiso hacerse responsable del niño. Perdió su trabajo y tuvo que volver a la aldea donde más tarde, daría a luz y criaría a su hijo.

Hoy, Suzie vive en Bwaise, un barrio pobre de Kampala, con su hijo en una pequeña habitación alquilada. Su niño va a una escuela cercana. Después de haber abandonado la escuela a los 13 años, Suzie tiene que hacer trabajos informales como lavar la ropa de la gente para ganarse la vida. "No es facil; Tengo que pagar el alquiler, las tasas escolares y la comida, sin un ingreso fijo”, narra Suzie.

Suzie es solo una de las muchas niñas a las que les han robado su infancia y educación

Suzie es solo una de las muchas niñas a las que les han robado su infancia y educación. Muchas jóvenes luchan en situaciones similares.

Según la encuesta de Demografía y Salud de Uganda, el embarazo en la adolescencia es la principal causa de mortalidad de las niñas de entre 15 y 19 años. El 24% de las mujeres de 15 a 19 años ya son madres o están embarazadas de su primer hijo, mientras que tres de cada 10 niñas en Uganda abandonan la escuela debido a problemas relacionados con el embarazo.

La pandemia de coronavirus también tendrá un impacto catastrófico en la vida de millones de mujeres. La falta de anticonceptivos provocará embarazos no queridos. Además, habrá un aumento de la violencia de género, los matrimonios infantiles y la mutilación genital femenina.

Una investigación del Fondo de Población de la ONU, junto a Avenir Health, la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos y la Universidad Victoria, de Australia, revela otros problemas para las mujeres. La violencia de género aumenta en un 20% durante los períodos de encierro, por lo que habría 31 millones de casos de abusos adicionales.

Los programas para erradicar la mutilación genital femenina y el matrimonio infantil también sufrirán retrasos. En la próxima década, se prevé que dos millones de niñas adicionales serán mutiladas y 13 millones de menores de edad más se verán forzados a casarse.

World Vision está trabajando para priorizar las necesidades de las mujeres y las niñas en edad reproductiva y responder con urgencia durante emergencia de salud pública

World Vision está trabajando para priorizar las necesidades de las mujeres y las niñas en edad reproductiva, y responder con urgencia durante la difícil emergencia de salud pública.

Nuestras prioridades se centran en fortalecer los sistemas de salud, procurar y entregar suministros esenciales para proteger a los trabajadores de la salud, garantizar el acceso a servicios de salud sexual y reproductiva y violencia de género, y promover la comunicación de riesgos y la participación de la comunidad.

Además, apoyamos a las adolescentes embarazas reintegrándolas en la escuela o iniciando proyectos de medios de vida con el que ser independientes económicamente,  para que puedan disfrutar de la vida como otras adolescentes. Estos proyectos son posibles gracias a la ayuda de donantes, socios y padrinos. 

Más historias