Dola de Bangladesh fue a Naciones Unidas para hablar sobre el matrimonio infantil
Minutos de lectura

Dola, una niña apadrinada

proclama al mundo que las niñas no son una carga

“Mucha gente de Bangladesh trata a las niñas como una carga. Mi madre también fue una víctima”, comparte Dola. Recuerda haberle pedido a su madre que describiera recuerdos de su infancia. Su madre contó que le habían obligado a contraer matrimonio a los 13 años. "Desde su infancia tuvo que dirigir una familia".

“Ella soñaba con convertirse en banquera, pero su padre y su madre la trataban como una carga”, dijo Dola. “La obligaron a casarse. Se enfrentó a violencia física y mental por parte de su esposo".

Dola estuvo a punto de sufrir la misma suerte a los 12 años cuando los miembros de la comunidad insistieron en casarla con “un chico muy bueno”. La madre de Dola los rechazó, decidida a mantener a su hija en la escuela. No veía a Dola como una carga. Sabía que su hija era una bendición.

Inspirada por su madre, Dola ha estado abogando con World Vision para poner fin al matrimonio infantil desde que tenía 10 años. Dola, ahora con 16 años, continúa demostrando que las niñas son una bendición para sus familias. Al dirigirse a las Naciones Unidas en el Día de la Niña 2019, declaró: “Las niñas no son una carga. Las niñas pueden llegar más lejos de lo que imaginamos".

Dola visita las Naciones Unidas en el Día de la Niña
Dola visita las Naciones Unidas en el Día de la Niña

Abordar la pobreza

Muchas familias temen no poder satisfacer las necesidades básicas y la seguridad de sus hijos. Casi el 40% de las niñas de los países más pobres del mundo se casan cuando son niñas. “En mi país, algunos padres, especialmente de comunidades tradicionales, creen que el matrimonio infantil es una forma de proteger a sus hijas”, dijo Dola.

Trágicamente, están equivocados. El matrimonio infantil es devastador para las niñas. De hecho, es más probable que permanezcan en la pobreza, debido a que se acorta su educación, y su seguridad se reduce significativamente. Al igual que la madre de Dola, las niñas que se casan son más propensas a ser víctimas de violencia y abuso domésticos. También tienen un mayor riesgo de morir a causa del parto.

En World Vision, sabemos que para tener un impacto en el matrimonio infantil, debemos abordar la pobreza. Al abordar las causas fundamentales de la pobreza, hemos ayudado a proteger a más de 200 millones de niños vulnerables.

Dola visita las Naciones Unidas para hablar sobre matrimonio infantil
Dola visita las Naciones Unidas

Empoderar a las niñas

Una de esas niñas vulnerables fue Dola, quien fue apadrinada a través de World Vision cuando tenía 4 años.

La madre de Dola recibió apoyo para defender la educación de su hija. Dola fue capacitada y empoderada para defender sus derechos.

“Cada día con World Vision es un momento precioso para mí”, dice Dola. “En esta plataforma he crecido, he aprendido sobre mis derechos. Me he convertido en líder de mi comunidad".

Cuando Dola reflexionó sobre los 12 años que ha vivido junto a World Vision, fue su madrina lo que más destacó. “Mi madrina solía enviarme muchas cartas, muchos obsequios. Estas cosas me animaron y me hicieron sentir bien”. Dola se inspiró en el hecho de que su madrina era "de un país muy lejano", pero aún así, "está relacionada conmigo". “Vino a mi vida como una bendición de Dios”, concluye Dola.

 

Dola, de 15 años, una joven líder de Bangladesh
Dola, de 15 años, una joven líder de Bangladesh

Participación infantil

Conmovida por la falta de infancia de su madre, con solo 10 años, Dola se ofreció como voluntaria en su foro infantil local, con el apoyo de World Vision.

En poco tiempo, Dola pasó a formar parte del equipo de liderazgo. Durante los últimos años, el foro de la infancia trabajó para crear conciencia sobre el matrimonio infantil e informó a los niños sobre sus derechos. A través de campañas escolares, carteles y redes sociales, llegaron a 70.000 niños.

Bangladesh tiene una de las tasas de matrimonio infantil más altas del mundo. Casi el 60% de las niñas en Bangladesh se casan antes de cumplir los 18 años.

A través del foro infantil, las niñas tienen el poder de solicitar reuniones con los líderes comunitarios, hablar con los directores de las escuelas y escribir cartas a los agentes del orden locales. Exigen que los adultos respeten la ley e intervengan. "Juntos hemos detenido 600 matrimonios infantiles", declara felizmente Dola.

Dola participó en el Día de la Niña 2019 en las Naciones Unidas en Ginebra, Suiza. “Esta fue una de las cosas más memorables de mi vida”, dijo. “Vi que hay muchas oportunidades para hablar sobre nuestros propios derechos y muchas oportunidades para crear conciencia”.

Ella proclamó al mundo: “Necesitamos trabajar juntos para detener el matrimonio infantil. Los padres y maestros deben discutir sobre el matrimonio infantil con los niños. Las niñas no son una carga. Las niñas pueden llegar más lejos de lo que imaginamos ".

En Naciones Unidas para hablar sobre el matrimonio infantil
En Naciones Unidas para hablar sobre el matrimonio infantil

¿Ahora qué?

"Debido a esta pandemia, nos quedamos estancados en casa". A pesar de sus circunstancias, Dola sigue luchando contra el matrimonio infantil. Ella todavía defiende la causa a través de Facebook, Instagram y Twitter. “Somos luchadoras y seguiremos luchando para lograr nuestros derechos”, dijo.

Según el informe Aftershocks de World Vision, millones de niñas más en todo el mundo se casarán en los próximos dos años como resultado de los bloqueos de COVID-19.

El foro infantil de Dola continúa enfocándose en el matrimonio infantil, pero también aboga por la igualdad de género, así como por los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), una colección de 17 objetivos globales para un futuro mejor.

Ella también está pensando en su futuro. “Quiero ser periodista y continuar mi educación”, dijo. También quiero trabajar en la creación de una aplicación "en la que cualquiera pueda quejarse del matrimonio infantil". Ella cree que eso ayudará a las autoridades manteniendo los documentos accesibles digitalmente, "para que no se puedan destruir".

"En este momento, quiero centrarme en Bangladesh, y luego quiero avanzar a nivel mundial para poner fin al matrimonio infantil".

Es hora de acabar con el matrimonio infantil ya.

Más historias