7 mitos relacionados con la ablación o mutilación genital femenina

7 mitos relacionados con la ablación o mutilación genital femenina

La Ablación o Mutilación Genital Femenina es una práctica que cada año pone en grave riesgo la salud de 3 millones de niñas en más de 28 países (la mayoría de ellos, africanos). Se trata de una realidad muy arraigada social y culturalmente en muchas culturas y sigue vigente porque, además de que no es cuestionada, alrededor de ella hay una serie de mitos y falsas creencias.

Estas falsas creencias varían de país en país y de cultura en cultura, pero aquí hemos resumido las más comunes:

1-Si la niña no es circuncidada antes del casamiento, el marido morirá. Por esta razón la mayoría de los matrimonios forzados están estrechamente ligados a la ablación ya que la mujer que se entrega al matrimonio debe estar mutilada.

2-La ablación elimina la necesidad sexual y la promiscuidad de las mujeres. Es decir, según esta creencia una mujer mutilada es una mujer pura, sin embargo, las niñas que no son circuncidadas son inmaduras y sucias.

3-Las mujeres que no son circuncidadas tienen dificultades en el parto, además existe la creencia que si la cabeza del bebé toca el clítoris durante el parto, morirá o tendrá deformidades o complicaciones.

4-La matrona que ayuda a la madre no mutilada en el parto quedará ciega. Por este motivo muchas matronas se niegan a prestar auxilio a mujeres que van a dar a luz si no les ha sido practicada la ablación.5- Existe la creencia que si no se circuncida a una niña, sus genitales externos crecerán de forma desproporcionada.

5-Se cree que el clítoris produce una secreción que mata los espermatozoides de esta forma consideran que la ablación asegura la fertilidad.

6-Ante los numerosos casos de infección del virus del sida se ha extendido la falsa creencia que la ablación previene del contagio del VIH.

7-Muchos padres practican la mutilación genital a sus hijas porque creen que de esta forma las están protegiendo frente a violaciones y abusos sexuales.

La falta de oportunidades educativas de muchos padres en las zonas más pobres de África perpetúan estas creencia y es por esto que la ablación que no puede ser erradicada mediante la imposición política y legal Desde World Vision llevamos a cabo proyectos de prevención de la ablación que tienen como uno de sus principales objetivos: informar sobre la verdad de la ablación y desterrar los falsos mitos que la rodean. Tú también puedes ayudarnos a cambiar estas prácticas

1. Haz un donativo –puntual o mensual- al proyecto de prevención de la ablación

2. Apadrina una niña de Malí: de esta forma estás contribuyendo tanto al proyecto especial de prevención de la ablación como ayudando a que tu niña apadrinada tenga acceso a educación, a una mejor alimentación y a que sus padres participen en proyectos agrícolas o de microcréditos para aumentar sus ingresos. Apadrina una niña de Malí

3. Envía ABLACION al 28013 y dona 1,20 a los proyectos de prevención de la ablación
*Donación íntegra del coste 1,2Eur. Fundación World Vision 900902022 comunicacion@wvi.org