El barco-hospital “Solidaridad” ayuda a las comunidades más remotas de la región amazónica de Brasil

El barco-hospital “Solidaridad” ayuda a las comunidades más remotas de la región amazónica de Brasil

 Las comunidades más remotas de la región amazónica de Brasil recibirán atención médica, enseres de higiene, alimentos y material educativo para prevenir el virus COVID-19, gracias al barco-hospital “Solidaridad”, operado por World Vision y la iglesia Presbiteriana de Manaos.

La travesía del barco-hospital se inició el 6 de julio. El navío atravesará el lago Sacambu, en Manaos, capital del estado de Amazonas, una de las regiones más vulnerables de Brasil. 

“Estamos alcanzando a los más pobres entre los pobres, y a poblaciones en extrema vulnerabilidad, debido al limitadísimo acceso a los servicios de salud, medicamentos, aislamiento geográfico y pobres recursos de comunicación. Muchos de los habitantes del estado Amazonas son indígenas, particularmente vulnerables a la COVID-19”, explica Martha Yaneth Rodríguez, Directora de World Vision Brasil.

El barco-hospital visitará seis comunidades para proveer servicios médicos de urgencias y odontológicos de emergencia. Adicionalmente, difundirá material educativo y brindará sesiones informativas para prevenir el contagio del virus. La travesía dura 12 horas desde Manaos, en el lago Samagu, hacia el río Solimões para visitar las comunidades beneficiarias.

“Todos los procedimientos médicos y actividades que desarrollará el barco se realizarán atendiendo los parámetros de la Organización Mundial de la Salud (OMS); es decir, en lugares abiertos, con grupos pequeños y observando el distanciamiento social recomendado”, enfatizó Andrea Freire, Gerente de Operaciones en Emergencias.

Además de la urgente atención médica, el barco “Solidaridad” entregará 600 kits de higiene, 600 canastas con alimentos básicos y 1200 kits con material educativo para la infancia, con el fin de prevenir la COVID-19, promover medidas de protección de la infancia contra la violencia, que ha aumentado significativamente en el marco de las medidas de confinamiento y resguardar la salud mental y emocional de los niños y sus familias.

“Para prevenir y ralentizar el agresivo avance del contagio en Amazonas, Brasil, se requieren soluciones innovadoras y urgentes que sirvan para alcanzar a las poblaciones en riesgo”, explicó Rodríguez. 

“Nuestra capacidad de alcanzar y proveer ayuda humanitaria urgente y formación para la prevención a estas poblaciones tan remotas, depende de la disponibilidad de recursos, que son muy escasos. Urgimos el apoyo financiero de individuos, empresas, gobiernos y organismos de cooperación para seguir atendiendo a estas poblaciones”, concluyó la Directora Nacional.

World Vision ha estado trabajando en la región desde la década de los 90 para alcanzar a los más vulnerables. Previo a la pandemia, World Vision promovía en esa región programas educativos para extender la alfabetización, asegurar la protección de la infancia, estimular el desarrollo cognitivo y bienestar emocional y mental de los niños, además de brindar servicios médicos. Con tu ayuda, llegamos a las personas más vulnerables en los contextos más frágiles.