Los grifos Tippy mejoran el lavado de manos en las zonas rurales de Kenia

En marzo de 2018, Mercy, de 14 años, creó un sistema de suministro de agua básico conocido como grifos de descarga o tippy. Está ubicado estratégicamente frente a una letrina en la casa de sus padres.

Un grifo tippy es un dispositivo simple e innovador. Está diseñado para dispensar agua corriente en pequeñas cantidades para lavarse las manos. La tecnología ha ganado popularidad en las áreas rurales de todo el mundo, especialmente en áreas donde el agua es escasa.

Difusor de la higiene

En Kenia, está ayudando a las comunidades rurales a practicar una buena higiene (lavarse las manos con agua y jabón) y, por lo tanto, prevenir enfermedades como la diarrea y la neumonía, que son las principales causas de muerte en el país. Mercy explica que ella hizo el grifo tippy usando un bidón de plástico de cinco litros. "Luego hice un pequeño agujero en la parte superior del cuerpo que permite que el agua fluya".

El recipiente de plástico cuelga de una viga horizontal que está sostenida por tallos de árboles en forma de V. Un extremo de una cuerda fuerte se ata a la boca del recipiente, mientras que el otro extremo se ata alrededor de un trozo de madera tendido en el suelo para crear un pedal. Cuando se pisa el pedal de madera, el recipiente de plástico se inclina y el agua limpia fluye a través del pequeño orificio. ¡Ahora Mercy y su familia pueden lavarse las manos con agua y jabón al utilizar su grifo casero con un pie!

Ella afirma que si su familia se queda sin jabón, todavía pueden usar la ceniza.“Siempre tenemos cenizas recogidas de residuos de leña quemada de la cocina. Y me enseñaron que puede sustituir al jabón". Para facilitar el acceso y la comodidad, las latas que contienen la ceniza y el jabón en polvo se colocan junto al grifo tippy, en su lado izquierdo y derecho.

Un invento revolucionario

Su maestra, el Sr. Mutinda, quien es el Asistente del Patrón del Club de Salud, dijo que escuchó por primera vez sobre el tema de los tippy en un foro de capacitación sobre salud e higiene organizado por personal de World Vision y Salud Pública a principios de este año. “Inicialmente, teníamos un grifo de agua común con agua corriente limpia en toda la escuela. Ahora tenemos cuatro tippy taps que sirven a toda la escuela: 11 maestros y 200 alumnos ", dijo Mutinda. Se llenan periódicamente con agua limpia y se colocan estratégicamente fuera de la cocina de la escuela y las letrinas.

La Asociación Mundial de Lavado de Manos, de la cual World Vision es miembro, indica que sin instalaciones de lavado de manos en las escuelas, los niños son más susceptibles a las enfermedades y menos capaces de aprender y crecer. Las investigaciones indican que en todo el mundo, los niños pierden 443 millones de días escolares cada año debido a enfermedades relacionadas con el agua. Más de la mitad de estos días (272 millones) se deben únicamente a la diarrea. Sin embargo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la enfermedad puede reducirse en gran medida, cerca del 50 por ciento, a través del lavado de manos con jabón.

 “Otros niños del vecindario vienen aquí para mirar el grifo y ver cómo funciona. Sé de tres niños que ahora han hecho el suyo en casa", dice Mercy. También ha enseñado a su familia, incluyendo a sus dos hermanas Lillian (11 años) y Regina (5 años) a lavarse las manos con agua y jabón.

En todo el mundo, en 2017, World Vision ayudó a proporcionar acceso a agua potable a 3,2 millones de personas y mejoró la higiene mediante la capacitación de 3,9 millones de personas.