Zimbabue: nuestro trabajo en los últimos seis meses

Zimbaue: nuestro trabajo en los últimos 6 meses

¿Qué hemos hecho en salud y nutrición?

•    Se redujeron los niveles de niños menores de dos años con peso inferior al normal. Si en el año anterior el porcentaje era del 9%, actualmente ha descendido a 2,7%. • 3.050 personas se han visto beneficiadas con alimentos nutritivos, para mejorar su alimentación carente de vitamina A y proteínas. 
•    Se formalizaron las visitas domiciliarias de trabajadores de salud de las aldeas en las que hay niños con falta de peso, a fin de asesorar a las familias. Se identificaron además a niños con desnutrición para hacerles seguimiento. 
•    Se ha dado seguimiento a 102 mujeres embarazadas y 294 niños de entre 6 y 23 meses de edad en 15 aldeas de las 18 aldeas y se ha producido una gran mejora gracias a las visitas domiciliarias con el sistema de Timed Targeted Counselling (TTC). En este sistema el asesoramiento no se pospone y la información se comparte rápidamente y toda la familia participa en la toma de decisiones. Las mujeres embarazadas se han registrado en el sistema y en los servicios de atención sanitaria de urgencia, lo que asegurará que se reduzcan los partos en los hogares. 
•    30 líderes religiosos fueron formados en salud materna, neonatal e infantil, fomentando la participación masculina en la atención prenatal (ANC) y en las actividades de atención postnatal.
•    No se han informado de casos de malaria lo que se debe a la distribución de mosquiteras tratadas con insecticida de larga duración y al fortalecimiento de los comités de lucha contra el paludismo.
•    El huerto por irrigación sigue funcionando transformando el modo de producción y creando incluso excedentes para las familias lo que permite generar comercio. Además hay un gran número de beneficiarios no directos ya que utilizan el acceso al agua limpia de las perforaciones y obtienen productos de la huerta.
 

¿Qué hemos hecho en protección infantil?

•    La toma de conciencia sobre la necesidad de poner fin a la violencia contra los niños y niñas sigue en aumento. El uso de teléfonos móviles para denunciar casos de abuso ha demostrado ser eficaz, habiendo recibido tres casos de abuso infantil.