Día de la mujer: la realidad de las mujeres africanas

En el día internacional de la mujer, World Vision quiere denunciar la realidad de la mujer en Ghana, paìs en el que se producen 560 muertes de mujeres por cada 100.000 nacimientos según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y  Zimbabue, donde la esperanza de vida de la mujer al nacer es de 34 años, la cifra más baja de todo el mundo.

En la actualidad, en muchos países del mundo, ser mujer es una clara desventaja ante la vida. En el mundo, el 60% de los pobres en el mundo son mujeres. En gran parte de los países africanos y asiáticos, las disposiciones legales y las normas consuetudinarias existentes limitan el acceso de la mujer a la tierra y a otros tipos de propiedad, según Naciones Unidas.

El género también determina el nivel educativo en algunas regiones del planeta, según las estadísticas presentadas en el último informe de Naciones Unidas sobre la situación de la mujer en el mundo, dos terceras partes de los 774 millones de adultos analfabetos en el mundo son mujeres. En el continente africano, éstas son, junto a los niños, el sector poblacional más vulnerable. Al año, 500.000 mujeres mueren por complicaciones en el embarazo y 100.000 más por abortos inseguros. Gran parte de estas muertes se producen en zonas menos desarrolladas en las que no tienen medios suficientes para costearse dar a luz en una clínica quedando por tanto solas ante cualquier complicación durante el parto.

Por ejemplo, una mujer africana embarazada, es 180 veces más susceptible de morir que una mujer en Europa occidental. En África subsahariana, se producen 900 muertes por cada 100.000 nacimientos según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en Estados Unidos, esta cifra se reduce a 11.

En Ghana, el 62% de los nacimientos que fueron registrados se produjeron en áreas rurales sin ningún tipo de asistencia médica. Ante este problema, uno de los proyectos que World Vision realiza en este país africano gracias al apadrinamiento de niños consiste en formar comadronas y dotarlas de kits de cuidados tanto para las mamás como para los bebés, así como realizar campañas de sensibilización entre las embarazadas para que acudan a clínicas e intentar evitar con ella más muertes durante el alumbramiento.

Algunos países africanos como Zimbabue, en el que una mujer vive alrededor de 34 años, la cifra más baja de todo el mundo, tienen las tasas más elevadas de personas con sida y enfermedades de transmisión sexual del planeta. En este país 1.300.000 personas padecen sida, de ellos 120.000 son niños. A la semana, mueren alrededor de 3.000 personas a causa de estas enfermedades. Una auténtica lacra social que, de momento, priva a 1.300.000 niños de padre o madre, en algunos casos de ambos. Gran parte de estos números se corresponden con el rostro de una mujer.

Por ello, en el día internacional de la mujer, World Vision quiere recordar la situación de las mujeres que viven en países poco desarrollados en África. En especial en Ghana y Zimbabue, países en los que desarrollamos distintos proyectos de ayuda en los que la mujer tiene un papel determinante. Si aseguramos su acceso a puestos de trabajo, dotándolas de autosuficiencia para alimentar a sus familias es más fácil combatir la situación de desigualdad a la que muchas están sometidas por una mera cuestión de género.