Día Mundial de la Alimentación: Conoce a 7 familias de agricultores que nos inspiran

Día Mundial de la Alimentación: Conoce a 7 familias de agricultores que nos inspiran

El Día Mundial de la Alimentación, que se celebra hoy 16 de octubre, nos da la oportunidad de celebrar el trabajo que están haciendo los agricultores para transformar sus comunidades. Dentro de la palma de las manos de Muhammad están arrugadas, secas y sin vida. Las semillas de calabaza están demasiado secas, demasiado desgastadas, pero son muy prometedoras. Solo una semilla significa esperanza, una oportunidad para comenzar de nuevo, particularmente entre las personas que han sufrido una crisis muy traumática.

Cuando se atienden cuidadosamente y se les da suficiente humedad, estas semillas ofrecen comidas y cambian paisajes desolados. Son estos agricultores y estas semillas las que han transformado las comunidades. Los lugares que alguna vez se consideraron inhóspitos, ahora son verdes y maduros con cosechas que, una vez vendidas, envían a los niños a la escuela, los enfermos al hospital y los empresarios al mercado

Mientras la comunidad internacional celebra el Día Mundial de la Alimentación, nosotros celebramos también haber ayudado a estas 7 familias de agricultores, que representan a miles en África oriental.

Después de todo, la comida que crece podría terminar en tu plato en la cena.

1. Muhammad en Kenia

Esta no era la vida que Muhammad quería. Esperaba continuar la tradición de cultivar hortalizas a gran escala en Darfur, al igual que su padre y su abuelo. Pero cuando un conflicto llegó a su aldea, huyó con su familia y una bolsa de sus semillas.

Al llegar a Kenia como refugiado, Muhammad se frustró con la ayuda alimentaria que recibían. Decidió pasar a la acción con sus propias manos, y encontró una nueva oportunidad gracias a esa bolsa de semillas. World Vision cavó 72 metros para encontrar agua, e instaló un generador solar para que pudieran acceder al agua todos los agricultores de la zona.

2. Workalem en Etiopía

Al igual que muchas mujeres que luchan contra la crisis del hambre en Etiopía, Workalem solía confiar en los ingresos de su esposo y sus decisiones sobre cómo gastar dinero.

Pero una vez que esta madre de 21 años de edad se unió a un proyecto comunitario de cultivo de huertos de World Vision para madres con niños pequeños, las relaciones de las mujeres con sus maridos cambiaron. Ahora contribuyen a la economía familiar y se sienten más independientes.

3. Ahmed en Sudán

Ahmed solía sentirse frustrado cada vez que cosechaban sus cultivos. Los rendimientos eran bajos, apenas suficientes para obtener algún ingreso. Pero cuando World Vision proporcionó a Ahmed y otras personas en su comunidad semillas mejoradas y les enseñó a usar el microrriego, a este padre de 13 hijos le cambió la vida. En noviembre de 2016 él, junto a su grupo de cultivo, ganaron la cifra récord de 8.000 euros.

4. Betty en Uganda

Ha sido un mal año para Betty, de 18 años. Su hogar fue atacado en el violento conflicto de Sudán del Sur, su madre abandonó a su familia y ella huyó de su país. Llegó al norte de Uganda con sus tres hermanos menores como refugiados, sin absolutamente nada. Las semillas que le proporcionamos, las más resistentes al poco riego, y la formación sobre agricultura, están borrando la cadena de la mala suerte.

5. Seraphina in South Sudan

La forma en que Serafina solía cultivar nunca producía suficiente cosecha para que su familia comiera, y mucho menos cualquier ingreso para ayudar a enviar a sus hijos a la escuela. Esto cambió el día que recibió formación gracias al Proyecto de Seguridad Alimentaria y Medios de Vida de World Vision.

6. Roba in Ethiopia

En la comunidad de Roba, 20.000 personas que dependen del cultivo del café se han visto obligadas a depender de la asistencia alimentaria, después de que las cosechas fracasaran debido a lluvias retrasadas y erráticas.

Sin embargo, este padre que cuida a sus 11 hijos no está entre ellos. Las semillas de manzana y patata le han permitido evitar que el hambre entre en su hogar. Gracias a World Vision, aprendió a diversificar sus cultivos en previsión de cambios en el clima.

7. Veronica in Kenya

"Iba a la escuela sin tomar el desayuno. Estaba constantemente hambrienta y no podía concentrarme ", dice Veronica, de 12 años. Pero la tecnología de recolección de agua transformó la tierra seca en su comunidad. Ahora las papayas, las calabazas, la calabazas almizcleras, las batatas, el sorgo, los tomates, las cebollas y el quingombó germinan en la tierra que solía ser abandonada durante la estación seca de Kenia.

El agua de lluvia se dirige a un pequeño estanque. Este estanque recoge el agua que corre por la superficie en la época de lluvias, y da a los agricultores la oportunidad de practicar el micro-riego a medida que crecen los cultivos durante la temporada de sequía.

Así que, padrinos, socios y donantes, en el Día Mundial de la Alimentación también os tenéis que felicitar a vosotros mismos, por hacer posible el increíble cambio en las familias de agricultores en África.