La verdadera alegría de aprender

La verdadera alegría de aprender

Es sábado, día de descanso, y todos los colegios están cerrados en el distrito de Sindhuli, Nepal, pero en el remoto pueblo de Tinkanya algunos niños van vestidos con el uniforme escolar y se dirigen entusiasmados hacia un lugar concreto.

¿A dónde irán?

Entre risas, llegan a un edificio de la comunidad situado en una colina de postal. En kilómetros a la redonda no hay nada más que exuberantes colinas verdes y el cielo azul claro con ocasionales nubes blancas. Esta imagen pintoresca llama la atención de cualquiera.

¿Pero, por qué están los niños aquí?

La respuesta es muy simple. Vienen a estudiar al campamento de lectura. Bimala Ale Magar, la educadora del campamento, da la bienvenida a todos los niños con una sonrisa. Las paredes del edificio de adobe están hermosamente decoradas con coloridos dibujos de mariposas, pájaros y flores. Los dibujos han sido realizados por los propios niños durante el campamento de lectura. Papeles rojos, blancos y amarillos han sido pegados en las paredes. Algunos tienen los alfabetos nepalíes dibujados en ellos, algunos tienen la letra de las canciones de los niños.

 

A la derecha, docenas de libros de cuentos han sido colgados en una cadena. Algunos niños curiosos no pueden dejar de mirar alrededor y todos parecen disfrutar realmente del entorno bien decorado. Una vez que todos los niños se han sentado, Bimala explica la agenda del día, que también se ha pegado en la pared. Los pequeños escuchan con entusiasmo cuando dice: "Hoy vamos a cantar, bailar, jugar, leer libros de cuentos y aprender nuevas palabras."

Entre el pequeño grupo de niños del campo está Urmila, de 6 años de edad, estudiante de primer curso. Se ríe mientras le enseña a su amigo una caricatura que ha dibujado en la portada de su cuaderno. Además de dibujar, les gusta leer libros de cuentos: "Me gusta venir al campamento de lectura porque puedo leer libros de cuentos interesantes que no están disponibles en la escuela. También puedo pedir prestados los libros para estudiar en casa. Aprender es divertido y los niños tenemos acceso a materiales de lectura.”

Su libro de cuentos favorito en el campamento de lectura es “Harke Hatti”, que trata de un elefante llamado Harke. La historia es sobre cómo Harke busca a un amigo para jugar y finalmente encuentra otro amigo elefante. Urmila no se cansa de la historia y le gusta releerla una y otra vez. "Este libro tiene una imagen de colores en cada página que hace que la lectura sea más interesante.", dice.

Los campamentos de lectura de World Vision

En un esfuerzo por mejorar las habilidades de lectura de los alumnos de primer curso (los cursos son de primero a tercero), World Vision ha establecido campamentos de lectura en el distrito de Sindhuli bajo el Proyecto de Recuperación Educativa. Estos campamentos se realizan los sábados a partir de las 7 de la mañana, y una sesión dura 90 minutos.

"El campo de lectura es un método innovador para enseñar a los alumnos de primer grado a través de la canción, la danza, el arte, los juegos y el uso de diversos materiales visuales, lo que activa sus mentes y capta su interés. Estoy feliz de que World Vision esté implementando este modelo, que no está disponible en el plan de estudios de la escuela", dice Bimala. "Es realmente alentador que hasta el momento haya habido participación activa de los niños locales."

Jeet Bahadur, alumno de segundo curso (abajo, a la izquierda), nos cuenta: "El campo de lectura es mi lugar favorito, puedo jugar y estudiar aquí con mis amigos".

Hasta la fecha se han establecido y equipado 48 campos de lectura gracias a World Vision en el distrito de Sindhuli, y alrededor de 1.000 niños se benefician directamente de ellos. Cada campamento de lectura está equipado con una caja metálica con cerradura, un tablero blanco, cojín, lona, libros de cuentos y otros materiales.

"La participación activa de los padres en los campamentos de lectura también ha ayudado a reducir el nivel de desconexión entre los padres y las escuelas. El personal de World Vision ha estado informando a los padres sobre el valor de la educación y el papel de los padres en el apoyo a sus hijos en el hogar para mejorar su alfabetización.", confirma Bimala.

Parece que los campamentos de lectura en Sindhuli han proporcionado a los niños un espacio donde pueden experimentar la verdadera alegría de aprender. Y esto es posible gracias a nuestros socios y padrinos. Porque con un simple gesto se puede marcar la diferencia.