Imagen de Mongkol, ciudad de Camboya inundada
31 de marzo de 2021

La vida en un mundo azotado por la COVID-19

Tan solo 2 meses de haber comenzado 2021, tenemos ya claro que la COVID-19 continuará cambiando la vida diaria de todos nosotros durante muchos meses. Desde Mongolia hasta Mozambique, el mundo se ve hoy muy diferente para los niños que hace apenas un año.

A continuación, te mostramos una instantánea de cómo World Vision y los padrinos y madrinas de World Vision están trabajando con comunidades de todo el mundo para capacitar a los niños para que sobrevivan y prosperen, incluso en medio de una pandemia, desastres naturales y todos los demás desafíos que enfrentan actualmente.

MUMBAI, INDIA

Niña sentada en el suelo escribiendo en una hoja de papel

Heena estudia en casa. Las escuelas en toda la India han estado cerradas durante la mayor parte del año pasado debido a cierres para contener la propagación de la COVID-19. El apadrinamiento infantil de World Vision ha ayudado a los niños a seguir aprendiendo, proporcionándoles recursos educativos y manteniendo a los niños conectados con sus amigos y redes de apoyo a través de grupos y chats en línea.

BATANGAS, FILIPINAS

Familia en Filipinas disfrutando del agua que cae de una manguera

John Lester y su abuela convierten las tareas del hogar en un juego. John Lester tiene 11 años y él y su hermano menor viven con sus abuelos de 75 años mientras sus padres trabajaban y les enviaban dinero a la familia. La COVID-19 significó que el trabajo de sus padres y el dinero enviado a casa se acabó, pero gracias a los alimentos de emergencia y los suministros de higiene del apadrinamiento, los abuelos de John Lester han podido mantener la comida en la mesa.

MATLAMENG, LESOTHO

Hombre mirando a cámara con vacas de fondo

Sebajoa, de 18 años, pastorea el ganado de su familia. Muchos niños en Lesotho trabajan como pastores y pasan largos días caminando con el ganado para mantener segura la principal fuente de ingresos de su familia. Pero es una manera difícil de ganarse la vida y la pandemia de la COVID-19 lo ha hecho aún más difícil. Los suministros de alimentos de emergencia, las semillas de hortalizas, las herramientas de jardinería que el apadrinamiento ha proporcionado a familias como la de Sebajoa les ayudan no solo a superar la crisis, sin a construir medios de vida más resistentes a los golpes para el futuro.

TMAR POUK, CAMBOYA

Personal de Wold Vision en un bote tras una inundación en Camboya

Kunthea Vorn de World Vision Cambodia entrega ayuda de emergencia a las familias que perdieron todo en las inundaciones repentinas en Tmar Pouk en septiembre pasado.
Gracias a los padrinos y madrinas, más de 22.000 personas, incluidos 7.200 niños, en áreas devastadas recibieron alimentos, agua potable, artículos de higiene y refugio para ayudarlos a recuperarse.

KANCHOMBA, ZAMBIA

Niña posa enseñando la foto los padrinos que acaba de elegir, en una fiesta de Elegido

¡Naomi, de ocho años, elige a su padrino! Elegido es una nueva invitación a apadrinar que pone el poder de elegir en manos de un niño. Aunque generalmente son los padrinos quienes eligen a un niño, cambiar el proceso es una forma de reconocer que los niños que viven en la pobreza tienen el poder de cambiar sus propias vidas, y también la vida de sus padrinos.

Miles de niños de todo el mundo han elegido a su padrino durante el último año en más de 70 eventos especiales a pesar de la COVID-19. ¿Tú también quieres ser elegid@?

Más historias