Rehema y Tuva en el campo de tomates en Kenia
Minutos de lectura

¿Puede el apadrinamiento detener el hambre?

El apadrinamiento es una oportunidad para conectar personalmente con un niño, una familia y una comunidad que lo necesita. Pero, ¿Qué significa esto cuando se lucha contra la crisis de hambre global que tiene a 41 millones de personas al borde de la hambruna? ¿Puede el apadrinamiento realmente marcar una diferencia en una crisis que ya es tan vasta y abrumadora?

¡Es una pregunta importante!

El hambre extrema crea un ciclo del que la gente no puede escapar. Hace que las personas sean menos productivas y más propensas a las enfermedades, lo que a su vez puede dificultar la mejora de sus medios de vida o la obtención de mejores ingresos. El apadrinamiento puede romper ese ciclo al empoderar a las comunidades para crear un cambio duradero.

El apadrinamiento es una herramienta, no solo una ayuda

Cuando una crisis o un conflicto interrumpen la capacidad de las personas para cultivar alimentos, ganarse la vida o ir a los mercados, proporcionamos ayuda alimentaria de emergencia, que es fundamental para garantizar que las personas sobrevivan. Como el mayor socio distribuidor del Programa Mundial de Alimentos , World Vision llegó en 2020 más de 10 millones de personas con ayuda alimentaria que les salvó. 

El apadrinamiento multiplica los beneficios de este socorro de emergencia al empoderar a las personas para que se liberen de la pobreza para siempre. Cuando apadrinas a un niño o una niña, no solo proporcionas alimentos que salvan vidas para hoy, sino herramientas para un futuro más resistente y sin hambre. El apadrinamiento funciona junto con una comunidad durante períodos de tiempo más largos, generalmente alrededor de 15 años, para equipar a las comunidades para abordar las causas fundamentales de la pobreza, de modo que tengan el conocimiento, las habilidades y los recursos que necesitan para enfrentar los desafíos futuros, ya sea por escasez de alimentos u otras amenazas. Cada comunidad es diferente, por lo que el apadrinamiento trabaja con la comunidad para desarrollar soluciones locales a sus mayores desafíos y ponerlos en acción. Eso puede incluir intervenciones como el desarrollo de habilidades agrícolas climáticamente inteligentes o la capacitación en educación financiera.

 

Mayra, la madre soltera de Bolivia, está sentada con su hijo y sus gallinas

Tomemos a Mayra como ejemplo. Mirando hacia atrás en la pandemia, esta madre soltera de cuatro hijos en Bolivia, no sabe dónde estaría ahora sin la ayuda del programa de apadrinamiento. Hace tres años se unió a un grupo de ahorro que el World Vision ayudó a establecer; compró una gallina para poner huevos. Ella siempre había vendido los huevos para complementar sus ingresos, pero no había hecho nada más con ellos... hasta que la pandemia reclamó su trabajo. Luego se vio obligada a confiar en su negocio de huevos como una forma de mantener a sus hijos fuera de las garras del hambre. De la venta de huevos, compró maíz y frijoles y plantó un jardín. Los ingresos generados por sus verduras le permitieron comprar algunos pollos más. Siguió expandiendo su negocio y finalmente pudo confiar en los ingresos que generaba sin buscar otro trabajo, evitando que sus hijos se acostaran con hambre.

El apadrinamiento es un modelo centrado en la comunidad

Décadas de experiencia han demostrado que la forma más eficaz de cambiar la vida de un niño es cambiar la comunidad en la que vive. ¡Esto también es válido para resolver el hambre!

El apadrinamiento tiene el doble beneficio de ser a largo plazo y flexible, lo que significa que podemos trabajar continuamente con las comunidades para identificar sus necesidades más urgentes y brindar la asistencia que más necesitan los niños y niñas. Hacemos esto agrupando tu donación mensual con las de otros padrinos y madrinas de la comunidad.

Cuando ocurre una crisis alimentaria, podemos actuar de inmediato para satisfacer las necesidades de toda la comunidad, incluso si eso significa cambiar nuestra programación inicial. Quedarnos en comunidades a largo plazo significa que podemos seguir moldeando y adaptando nuestra programación al desarrollo de la comunidad.

Ashmitha, de nueve años, cuyo padre fue reclamado repentinamente por COVID-19

En India, cuando una segunda ola mortal de COVID-19 envolvió al país, las comunidades donde el apadrinamiento ya estaba funcionando se beneficiaron inmediatamente del alivio de la pandemia. Para Ashmitha, de nueve años, cuyo padre fue enfermó repentinamente por la COVID-19, eso significaba que su familia podía recibir paquetes de comida, atención psicosocial y apoyo para sus medios de vida para ayudarlos en sus horas más oscuras.

El apadrinamiento tiene un efecto multiplicador

La crisis mundial del hambre está creciendo a un ritmo alarmante. La cantidad de niños al borde de la inanición se ha duplicado desde 2019. Apadrinar a un niño, o cualquier acción, puede parecer insignificante a la luz de una crisis tan grande, ¡pero no lo es!

Hay más de una forma en la que podemos marcar la diferencia contra la pobreza mundial. El apadrinamiento es solo una solución, pero es bastante poderosa. Debido a las soluciones centradas en la comunidad de World Vision, cuando apadrinas a un niño o una niñas, cuatro más se benefician también. Eso significa que el impacto que generas cuando ayudas a un niño o niña seguirá creciendo exponencialmente.

Rehema y Tuva en el campo de tomates

En Marafa, Kenia, estamos viendo este impacto de primera mano. Marafa es una de las zonas más áridas del país, lo que la sitúa a la vanguardia para afrontar los niveles de hambre. Pero es aquí donde los fondos de apadrinamiento apoyan a los grupos de agricultores con casi 400 miembros cuyas granjas están floreciendo contra el paisaje asolado por la sequía que las rodea. Gracias a las intervenciones de riego resistentes al cambio climático y los grupos de ahorro, los miembros pueden celebrar una cosecha excelente, no solo este año, sino en los años venideros. 

Apadrina esta Navidad

Ayuda a los niños y a sus familias a superar el hambre y la pobreza.

Apadrina

Historias relacionadas