Ablación: 5 formas de luchar contra la mutilación genital femenina

Ablación: 5 formas de luchar contra la mutilación genital femenina

La ablación o mutilación genital femenina es una práctica que se realiza en 28 países, la mayoría de ellos africanos, poniendo en peligro la salud de millones de niñas cada año. Se trata de una tradición muy arraigada y difícil de combatir. Pero desde World Vision creemos que vale la pena poner en marcha proyectos para evitar que más niñas sufran la ablación de parte de sus genitales. Os contamos 5 formas de luchar contra la ablación:

1. Entregando microcréditos a las comadronas:

La ablación la llevan a cabo comadronas tradiciones que han heredado el oficio de sus madres. La práctica de la ablación no es solo su medio de vida, también es un importante reconocimiento social dentro de su comunidad. Por esta razón, una de las actividades que realizamos en el marco de los proyectos de prevención de la ablación, es la entrega de microcréditos a las mujeres que voluntariamente quieran dejar este oficio. Gracias a estos pequeños microcréditos pueden comenzar otro negocio y no depender de esta práctica como sustento de vida. Si quieres saber más puedes leer la historia de Ambaro

2. Informando al personal local de salud de los riesgos de la ablación:

Parte importante de nuestro trabajo es dictar charlas y talleres dirigidos a profesionales locales de la salud para que conozcan las consecuencias físicas y psicológicas que la ablación tiene en estas niñas.

Las consecuencias que la ablación tiene en las niñas van desde dolores abdominales, las infecciones, los problemas durante el parto hasta el riesgo de morir por desangramiento. Es difícil convencer a las familias que estos problemas de salud en las mujeres están relacionados con la extirpación de parte de los genitales que sufrieron durante la infancia o la adolescencia, por eso la formación de los profesionales de salud para que informen a las familias es fundamental.

3. Creando Escuela-dormitorio:

Las escuelas-dormitorio son el refugio para decenas de niñas y jóvenes que huyen de sus casas ante la posibilidad de verse obligadas a casarse y de que se les practique la ablación o mutilación genital femenina. El objetivo de estas escuelas no es solo dar cobijo a las niñas, también son una forma de asegurar que puedan seguir con sus estudios y tener una oportunidad de futuro.

En estos refugios las niñas reciben el apoyo económico y emocional de nuestros compañeros y de otras jóvenes que han pasado por las mismas circunstancias.

Si quieres saber más te contamos en qué consisten estas escuelas.

4. Creando rituales alternativos de iniciación:

En países como Kenia, la ablación forma parte de un ritual en el que las niñas pasan a ser consideradas mujeres adultas y se encuentran en edad de poder casarse. Para las niñas y las familias es un paso fundamental al que no quieren renunciar. Por esta razón, trabajamos con las comunidades locales para que se consoliden los Rituales Alternativos de Iniciación, en los que la mutilación genital se reemplaza por un acto simbólico en el que las niñas no sufren ningún peligro.

Estos rituales respetan los contenidos tradicionales de los ritos en los que se celebra el paso de las niñas a la vida adulta, pero excluyen la mutilación, protegiendo así la salud de las niñas y sus derechos fundamentales sin renunciar a una tradición.

Te contamos en qué consisten estos rituales

5. Realizando charlas a las madres:

La formación y sensibilización de las madres es un punto fundamental en nuestra lucha contra la ablación, pues la mayoría de las veces desconocen las consecuencias físicas y psicológicas de la ablación. Las madres consideran que sus hijas deben pasar por este ritual porque es bueno y necesario para ellas basándose en una serie de prejuicios que mantienen arraigada esta tradición.

Nuestro trabajo es conversar con las madres y las jóvenes para destruir estos falsos mitos, mostrarles las alternativas que existen y ayudarles a tomar el complicado paso de negarse a que les sea practicada la ablación. El apoyo a las familias y mujeres que no han decidido no pasar por la ablación es una pieza clave que además sirve de ejemplo para otras mujeres.

Si quieres saber más te contamos el caso de Vashty

Ayúdanos a evitar la ablación o mutilación genital femenina.

- Con una donación en la web www.stopablación.org o enviando un SMS con la palabra ABLACION AL 28013 y donarás 1,20 a este proyecto*.

- Al apadrinar una niña de Malí también estás ayudando a combatir la ablación o mutilación genital femenina.

*Donación íntegra del coste 1,2Eur. Fundación World Vision 900902022 comunicacion@wvi.org