10 de los lugares más peligrosos para ser un niño. Parte 1/2

10 de los lugares más peligrosos para ser un niño

Ser niño debe ser mágico, lleno de maravillas, aventuras y diversión. Pero para millones de niños que viven en los lugares más peligrosos del mundo, la infancia es a menudo lo primero que se pierde.

Estos lugares son tan peligrosos que, para los niños y las familias, cada día es una lucha intensa por mantenerse con vida. Los conflictos, las sequías, las inundaciones, la exclusión y la desigualdad forman una capa tras otra de barreras imposibles para escapar de la pobreza crónica y la vulnerabilidad. 

Los niños sufren niveles extremos de abuso, explotación y violencia, a menudo durante generaciones, y enfrentan altos niveles de inseguridad alimentaria, hambre y desnutrición. Los desastres naturales y el cambio climático agravan los problemas existentes o provocan otros nuevos.

En estos lugares, las instituciones con la responsabilidad de cuidar a los niños y sus familias a menudo no pueden o no quieren hacerlo.

World Vision está trabajando en estos lugares de difícil acceso, decidida a honrar, proteger y restaurar la infancia de niñas y niños de todo el mundo. En este post te presentamos 10 de los lugares más peligrosos para ser un niño:

10.1

Afganistán

La prolongada sequía seguida de inundaciones repentinas ha diezmado los cultivos y el ganado de los agricultores en una economía basada principalmente en la agricultura, lo que ha provocado niveles de crisis de inseguridad alimentaria para 13,5 millones de afganos y ha obligado a cientos de miles de los niños y familias más vulnerables a abandonar sus hogares en busca de de asistencia de emergencia. 

Las niñas son las más vulnerables aquí, ya que la desesperación empuja a algunas familias a casar a sus hijas,como Benesh, de 14 años, a cambio de un “precio de novia” y reducir el número de bocas que alimentar. Ahora Benesh tiene un niño y está embarazada de su segundo hijo. 

República Democrática del Congo

El conflicto y el desplazamiento, agravados por las graves inundaciones y un brote mortal de Ébola, han convertido a la República Democrática del Congo (RDC) en uno de los peores lugares para ser niño. 

El conflicto en el país rico en recursos ha persistido durante décadas, particularmente en el norte, sur y este, obligando a millones de niños y familias vulnerables a huir. Al mismo tiempo, más de 500.000 personas han buscado refugio en la República Democrática del Congo debido al conflicto en curso en los países vecinos.

Las mujeres y los niños desplazados por la violencia son los más afectados, escapan a lugares remotos en busca de seguridad y pierden el acceso a atención médica, agua potable, alimentos y educación en el proceso. 

 

10.2

Los grupos milicianos han utilizado hasta 10.000 niños como cocineros, "esposas" de oficiales, niños soldados o como escudos humanos. Esta exposición prolongada a la violencia tiene efectos de gran alcance en el bienestar social, emocional, cognitivo y espiritual de los niños,niños como Marie. Marie fue secuestrada a los 15 años y obligada a casarse con un oficial de la milicia. Después de tres años, hizo su angustiosa fuga. Pero sin familia, ¿a dónde puede ir? Foto: Mark Nonkes

10.3

Sudán del Sur

Después de décadas de guerra civil,Sudán del Sur obtuvo la independencia en 2010, pero solo ha conocido una paz relativa durante dos años. 

La pobreza extrema y las continuas tensiones étnicas y la inestabilidad política reavivaron la guerra civil en 2013, lo que provocó que una de cada cinco personas huyera de sus hogares. Esto, combinado con la invasión constante del Sahel y las inundaciones regulares debido al cambio climático, ha provocado hambrunas y ha llevado a cientos de miles al borde de la inanición, con 270.000 niños en Sudán del Sur que sufren desnutrición extrema.

Toda una generación de niños ha crecido en conflicto, sin acceso a la educación, incluidos más de 19.000 niños que han sido utilizados como niños soldados, niños como Agnes. Agnes fue secuestrada a los 13 años y obligada a combatir cuando era niña soldado en Sudán del Sur. Cinco años después fue liberada y ahora está aprendiendo a reincorporarse a la sociedad. Foto: Mark Nonkes

Burundi

En Burundi, el conflicto en curso, junto con el riesgo muy real de malaria, desnutrición y desastres naturales como las graves inundaciones de 2018, está expulsando a cientos de miles de los mas vulnerables de sus hogares.

Las tensiones étnicas que llevaron al genocidio tanto en 1972 como en 1993, así como la inestabilidad política que se remonta a décadas atrás, han significado una disminución en el acceso a la educación, la atención médica y el empleo. En el proceso, los niños han sido separados de sus familias, utilizados como niños soldados, forzados al matrimonio o al trabajo infantil, y han enfrentado violencia física, sexual y de género.

10.4

Aunque Burundi no se ha estabilizado por completo, las familias que huyeron a países vecinos en busca de seguridad están comenzando a regresar a través de un acuerdo de repatriación entre Kenia y Tanzania, los dos países que albergan el mayor número de refugiados burundeses. Estas familias esperan un futuro mejor para sus hijos.

Jehovanise huyó del conflicto, la malaria y las inundaciones en Burundi. Vivieron en Tanzania durante tres años, pero la vida en el campo de refugiados es dura. Regresaron a Burundi en busca de esperanzas de un futuro mejor, pero ¿es demasiado pronto? Foto: Mark Nonkes

10.5

Somalia

En Somalia, una guerra civil de 10 años combinada con períodos regulares de sequía extrema, seguidos de inundaciones, ha desplazado a 2,6 millones de niños y familias. Esta década de inestabilidad ha erosionado por completo los servicios básicos como la atención médica, la educación, el agua y el saneamiento.

La sequía y las inundaciones han dejado a familias tradicionalmente nómadas sin rebaños que criar ni medios de vida para alimentar a sus familias. En busca de ayuda alimentaria, agua potable y seguridad, se dirigen a los campamentos para desplazados internos. Pero vivir tan cerca trae más vulnerabilidades, incluida la seguridad de las niñas y brotes de enfermedades como la tuberculosis y la poliomielitis.

 

Ahora las familias se enfrentan a niveles de inseguridad alimentaria en crisis, y la ONU proyecta que 1,2 millones de niños estarán desnutridos este año, niños como Amina. Amina tiene solo dos años y está gravemente desnutrida. Su familia perdió todo en la sequía. En esta clínica de salud móvil, le dan alimentos terapéuticos listos para usar, pero ¿qué le depara el futuro? Foto: Brett Tarver

 

Las tristes realidad de estos niños, son solo un pequeño ejemplo de las millones de infancias robadas que a los niños de estos países frágiles y peligrosos les ha tocado vivir. En este segundo post completamos la lista de los lugares más peligrosos para ser niño. 

 Aunque la situación es crítica en estos países aún hay esperanza. World Vision va a estos lugares peligrosos y trabaja con los líderes de la comunidad local para desarrollar habilidades de consolidación de la paz y para satisfacer las necesidades inmediatas de los más vulnerables para que cada niño pueda tener la oportunidad de una vida plena sin importar dónde viva. La pobreza mundial está en retroceso, pero se ha concentrado más en los lugares más oscuros del mundo. Durante la próxima década, más del 80% de los niños y las familias mñas pobres del mundo vivirán en los lugares más peligrosos donde las vidas y el futuro están amenazados por conflictos y desastres. Únete al movimiento y actúa contra la injusticia.